Por César Ruiz
14 septiembre, 2017

Tendrás la sonrisa que siempre has querido.

Creo no equivocarme al decir que a todos nos gustaría lucir una sonrisa blanca, pero pocos ponen manos a la obra pues piensan que los tratamientos son caros e involucran mucho tiempo. Esa percepción puede estar muy lejos de la realidad con este método fácil y económico que puedes realizar en casa en unos cuantos minutos.

El secreto está en los productos que necesitas para llevarlo a cabo.

  1. Papel aluminio
  2. Bicarbonato de sodio
  3. Pasta de dientes
  4. Sal

El procedimiento es bastante sencillo:

1. Mezcla bicarbonato de sodio y la sal con tu pasta dental de siempre. (No importa que no sea blanqueadora).

Fuente
Fuente

2. Recorta un pequeño pedazo de papel aluminio y dóblalo a medida que quede bien en tus dientes.

Fuente
Fuente

3. Aplica la mezcla de bicarbonato de sodio, sal y pasta dental en el papel aluminio por un lado. Ese mismo lado será el que estará en contacto con tus dientes.

Fuente
Fuente

4. Coloca el papel aluminio con la mezcla en tus dientes, déjalo actuar durante una hora.

Después retira y enjuaga.

Fuente
Fuente

El procedimiento lo puedes realizar por la mañana y por la noche, o como mejor te acomode, durante 7 días. Desde las primeras aplicaciones comenzarás a ver los resultados.

Si no te convence este método, puedes intentar esta mezcla casera hecha a base de cúrcuma:

O este, que involucra aceite de coco:

¿Has  intentado alguno de estos remedios? ¿Conoces otro distinto? Compártelo con nosotros.

Puede interesarte