Por Carla Cappello
7 noviembre, 2017

El alcohol también suma calorías… y muchas.

Cuando hablamos de perder peso, hay muchos factores que afectan la ingesta de calorías. El aumento de peso sucede cuando consumimos más calorías de las que quemamos, esto está directamente relacionado con nuestra dieta y con la cantidad de ejercicio físico que hagamos.

Las bebidas alcohólicas pueden ser muy altas en calorías y fácilmente nos hacen engordar. Esto no significa que no podamos tomar un trago o dos, pero con precaución. Para esto, creamos una lista de las mejores, y peores opciones, si estás intentando adelgazar.

Las mejores bebidas

Vinos secos, no dulces

Evita la variedad dulce, ya que cada copa contiene entre 100 y 150 calorías… ¡demasiado! Se recomienda en cambio beber vino tinto, que además de tener menos calorías tiene beneficios para el corazón.

Cerveza light

Esta cerveza contiene entre 95 y 140 calorías por vaso. Tiene la misma cantidad de alcohol que la cerveza regular pero menos calorías y carbohidratos.

Sin jugos

Ten en cuenta que los cócteles con jugos o pulpas artificiales, sumas muchas calorías indeseadas a tu bebida por la cantidad de azúcar que contienen. Evítalo.

Las peores bebidas

Piña colada

Perfecta para el verano… pero ron, crema de coco y jugo de piña… una bomba de azúcar y grasa. Este trago dulce contiene unas 300 calorías.

Margaritas y daiquiris

Dulce y frutal, sólo 500 o 700 calorías en una copa. Si quieres probar una versión menos engordante, combina frutas frescas, ron, hielo y stevia. Quizás no tenga el exacto mismo sabor pero es una opción.

Sangría

Sirópe, azúcar y jugo de fruta significa muchas calorías innecesarias.

Cerveza artesanal

Evita este tipo de cerveza ya que es densa en calorías. Elige cerveza regular.

Ahora puedes disfrutar un cocktail y ¡sin preocupaciones!