Por Camilo Morales
14 enero, 2021

Las marcas Tukán y Koch provienen de un grupo de universitarios del Tecnológico de Monterrey. Son prendas que no tienen tratamientos químicos y que trabajan “bajo una filosofía de producción ética”, según Lucía Serrat.

La sustentabilidad y la preocupación por el cuidado del medio ambiente es un tema que atañe a todas las áreas, incluso a la moda. Uno de los conceptos que entran en juego es el fast fashion, ampliamente criticado en el mundo debido a su alta capacidad contaminante y su característica de “negocio insostenible“, como dice un artículo de Contreebute.

Pero así como existe un sistema de comercio establecido para la moda, también existen alternativas como la de unos estudiantes del Tecnológico de Monterrey, en el Campus Querétaro, en donde crearon ropa que genera impacto en la industria textil por su filosofía sustentable.

Instagram @koch.mx

Según informa la página web de la institución, los estudiantes tenían como objetivo concientizar al cliente sobre el concepto del fast fashion y a la vez atacar la contaminación que afecta al planeta debido a la acción de la industria de la moda y la manufactura de prendas. Así nacieron Tukán y Koch, dos marcas de ropa artesanal, 100% sustentable y creadas por estudiantes.

Karla Ibarra, una de las creadoras de Tukán, explicó al medio universitario Conecta que existe una “obsesión social de estar a la moda, ya que exige más recursos para la producción de ropa, lo que resulta en cadenas de suministro que ponen las ganancias empresariales por encima del bienestar humano“.

Instagram @koch.mx

Por ese contexto mundial, con Tukán se busca, en palabras de Karla “crear un impacto social con cada una de sus prendas al incentivar al cliente a hacer pequeñas acciones con cada una de sus compras. Nuestra misión es crear una pequeña comunidad de agentes de cambio que se vistan cool“.

Por la vereda paralela está Lucía Serrat, fundadora de Koch, quien explicó que con su marca de ropa buscan crear ropa hecha a mano “bajo una filosofía de producción ética“. Según explica a Conecta usan tela de lino 100% natural, las cuales no tienen tratamientos químicos de ningún tipo.

Instagram @tukan.mx

Además, para Lucía esto también significa un reto a nivel personal. “Durante la pandemia me dio la crisis de los 23, de ‘¿qué estoy haciendo en mi vida?’ ‘no estoy apoyando en nada’; Entonces decidí aplicarme y ponerme a investigar. Fue entonces que comencé a poner mi granito de arena para tratar de mitigar el daño en el área ambiental y social“, contó la fundadora de Koch.

Instagram @tukan.mx

El Tecnológico de Monterrey también se ha transformado en un pilar fundamental al momento de crear estas marcas. “El sentido emprendedor que maneja el Tec, fuera de que sea parte del currículum, sí forma competencias, y otorga conocimientos que funcionan al momento de gestionar una empresa”, mencionó Karla, mientras que para Lucía la comunidad universitaria “apoya muchísimo con información y consejos”.

Puedes encontrar a Tukán y Koch en sus páginas de Instagram.

Puede interesarte