Charlotte Rose se despidió del uniforme de policía y descubrió que en OnlyFans estaba la posibilidad de surgir. A pesar de que le dedica mucho tiempo a su perfil, hoy goza de una vida de lujos.

Al parecer cada vez son más las personas que recurren a OnlyFans, primero como una manera de divertirse, y luego comienzan a ver los frutos económicos que puede traer unirse a una red social en la que tus suscriptores pagan por ver tu contenido.

Así fue el caso de una ex oficial de policía, quien ha ganado ahora más de 1 millón de dólares después de comenzar a trabajar en su cuenta privada de OnlyFans, la que hoy es su única fuente de ingresos.

Jam Press

Charlotte Rose, de 27 años, se entrenó para ser oficial de policía, sin embargo, luego de un año de estar en el cargo sintió que no era la adecuada para el trabajo y terminó por colgar su uniforme. Sin embargo, el destino tendría algo preparado para ella.

Primero decidió probar suerte en el modelaje, pero luego decidió que OnlyFans podría ser esa salida que necesitaba para buscar un trabajo estable. Comenzó a dedicarle tiempo a su página creada en 2016 y al poco tiempo comenzó a ganar de 10 mil dólares al mes a más de 100 mil. 

Jam Press

En conversaciones con Jam Press, Charlotte comentó: “Todo el mundo asume que OnlyFans es solo pornografía, contra lo cual no tengo nada en contra, pero personalmente no hago ese nivel de contenido. Mi página es muy dócil, pero funciona porque soy un nicho, muchas páginas son duras, pero no lo haré, me gusta que mi página sea diferente”.

A través de los disfraces y cubrir alguna que otra fantasía de clientes —todo a través de un teléfono— Charlotte ha sabido mantener a un gran número de fanáticos quienes son fieles a su estilo de contenido y que no dejan de pagar para verla.

Jam Press

Pese a que “hay chicas que se sorprenden de que gana tanto sin más que estar frente a la cámara”, Charlotte aclara que tener una cuenta de OnlyFans requiere de un gran esfuerzo y dedica todas las horas que puede a su trabajo. 

“No puedo recordar el último día que tuve libre y trabajo un mínimo de 10 a 12 horas al día tomando fotografías, respondiendo mensajes, manejando mis cuentas de redes sociales y haciendo planes de contenido”, dijo Charlotte.

A pesar que se siente presionada porque si “no trabaja, no ingresa dinero”, sabe que esto solo durara por un tiempo y luego espera relajarse por unos años con las ganancias que ahora ha generado. Sin embargo, se ha podido dar esos gustos que tanto ha deseado y por ejemplo, hoy maneja un Lamborghini morado de $270.000 que soñado desde la infancia. 

Jam Press

¡Un negocio que crece como la espuma!

Puede interesarte