Por Lucas Rodríguez
15 marzo, 2019

Para convencernos de comprar un shampoo o una revista, las sesiones de fotos o videos a veces requieren de actividades muy aburridas o incluso, ridículas.

El mundo de la moda y el de la publicidad tienen una cosa en común: ambos requieren una cantidad enorme de trabajo, muchas veces muy tedioso, para lograr que algo o alguien se vean mucho mejor de lo que son en la vida real. 

En el caso de la publicidad, la diferencia del «antes y después», puede ser muchísimo más radical que la de la fotografía de moda; después de todo, ellos están fotografiando a gente que ya es más bella de lo normal. 

View this post on Instagram

Behind the scenes for Cosmo.

A post shared by Ashly Covington (@handmodelusa) on

Un caso muy particular, es el de los y las modelos de manos. Muchas veces, su trabajo es tanto mostrar sus manos como ocultar el resto de sus cuerpos.

@handmodelusa

Una industria similar es la de los productos para el cabello. Ese pelo sedoso y hermoso que hondea en el viento, muchas veces es producto de mucha producción, e incluso, a veces gente oculta detrás de un perturbante traje verde de cuerpo completo.

Pero este centenar de trucos y tácticas no es exclusivo del mundo de la belleza y el bienestar. En la publicidad de comida, también se usan técnicas extrañas, como por ejemplo dos catapultas con condimentos. 


Youtube: Steve Giralt

Y el resto de la hamburguesa, con sus ingredientes volando por los aires, es una máquina enorme que los hace caer con precisión:

Como dicen los magos, es todo una ilusión.

Puede interesarte