Por Camilo Morales
7 enero, 2021

Los osos que son comprados en Build-A-Bear son distribuidos en cinco hospitales cercanos a Wisconsin, Estados Unidos. La idea nació por la experiencia personal de su fundador, Noel Schoessow, que cuando niño pasó un año internado en un hospital con la compañía de un títere llamado “Fido”.

Hay pequeños detalles que generan grandes cambios en los estados de ánimo de las personas, sobre todo si se trata de niños y niñas que pasan sus días internados en un hospital. Es por eso que Noel Schoessow, un ciudadano de una villa de Wisconsin, Estados Unidos, creó un proyecto llamado The Bear Hug Project para regalarles osos de peluche a los menores que estén en hospitalizados, para que se transformen en una compañía en esos difíciles momentos.

Esta idea nació por una experiencia propia de Noel, quien pasó un año completo hospitalizado cuando era niño. Tras un accidente en que le arrojaron un objeto filoso en su ojo y una cirugía ocular, Noel contó al Milwaukee Journal Sentinel que para pasar los largos días internado su familia le entregó un títere llamado “Fido”, para sentirse menos solo. Esta experiencia marcó su vida, por lo que se fijó crear un proyecto que pueda hacer lo mismo por otros niños hospitalizados. 

Facebook The Bear Hug Project

Así, en 2011 nació The Bear Hug Project, en donde, según Milwaukee Journal Sentinel, Noel compra osos de peluche en la tienda Build-A-Bear Workshop, les pone una cinta y un certificado de nacimiento. Mientras tanto, un grupo de voluntarios se organizan para bautizar a cada uno de estos osos con un nombre propio.

Facebook The Bear Hug Project

Y es que las personas detrás de esta idea también están influenciados por experiencias personales. Por ejemplo, uno de los miembros de la junta directiva de la organización, Nick Godsey, contó que su hijo estuvo internado durante 95 días tras haber nacido prematuro. Ese hecho en particular, dice, es algo que “me ha atraído hacia la causa“.

Además, agregó que “Un oso pudo haberlo consolado mientras yo no estaba allí“.

Facebook The Bear Hug Project

Pero también existen experiencias que han terminado en finales tristes, como el caso de otro miembro, Michael McCormick, cuyo hijo nació a las 26 semanas pero murió luego de 10 días. “Siento que necesito hacer esto no solo por los niños sino también por los padres (…) No puedo imaginarme por lo que están pasando estos padres“, agregó Michael.

Para su fundador, Noel, esta instancia cumple un rol esencial durante las fiestas de fin de año. Según él, “es importante que los niños en el hospital reciban un oso para Navidad“.

Facebook The Bear Hug Project

Los osos que son comprados en Build-A-Bear son distribuidos en cinco hospitales cercanos, el Prohealth Waukesha Memorial Hospital, Ascension St. Joseph, Reiman Cancer Center – Ascension St. Francis, Ascension Wauwatosa y Ascension Elmbrook. De hecho, la última vez enviaron más de 500 de estos osos, que servirán de compañía para los niños internados. En total, según sus fundadores, han comprado más de 3 mil osos.

Puede interesarte