Por Pamela Silva
7 mayo, 2019

Con un enterito negro y lleno de joyas Harry demostró que realmente, la ropa no tiene género y cada quien puede ponerse lo que sea.

Harry Styles fue uno de los anfitriones de la MET Gala de este año, evento anual que busca recaudar fondos para el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York que ocurre el primer lunes de mayo. Cada año la gala tiene un tema diferente, el de esta ocasión fue “Notes on Camp”, basado en un ensayo escrito por Susan Sontag en 1964.

Como parte de los anfitriones, Harry fue uno de los primeros en llegar al evento y deslumbró desde el primer momento que puso en pie en la alfombra rosa.

Lució un enterito negro con trasparencias en la parte superior diseñado por Alessandro Michele de Gucci y fue por lejos, uno de los mejores vestidos de la noche.

Dimitrios Kambouris

Una de las cosas que más destacan de Harry es que su atuendo podría ser considerado como “femenino”, después de todo las trasparencias, los tacones y aretes es algo que estamos acostumbrados a ver en en las mujeres.

Pero Harry demostró que la ropa en verdad no tiene género y que no importa lo que uses, mientras te sientas cómodo, fabuloso y feliz con lo que llevas puesto.

Porque nadie puede negar que Harry lucía maravilloso mientras caminaba por la alfombra rosada y eso no implicaba que fuese “mujer”, sino que simplemente se sentía bien con lo que traía puesto.

REX

Tanto a fanáticos de Harry como a todos los que vieron su atuendo en la MET Gala, una de las cosas que más les sorprendió fue descubrir que tenía un arete en la oreja derecha.

Por supuesto, fue una buena sorpresa porque lucía hermoso con el pendiente.

Que claramente no estuvo exento de un par de chistes, porque se parecía a esos que usaban nuestras abuelas hace muchos años. 

AP
Instagram Harry Lambert

Y no solo deslumbró con joyas en sus orejas, sino que también en sus manos:

Instagram Harry Lambert

Conclusión, Harry se veía absolutamente fabuloso y demostró que la ropa no tiene género, que no existen atuendos de «mujeres» y otros de «hombres», sino que cualquiera puede usar lo que quiera sin temer a lo otros podrían decir. 

Y si no me creen a mí, créanle a él y lo bien que se usando lo que quiera.

AP

Puede interesarte