Por Antonio Rosselot
11 noviembre, 2020

La familia de Emillyelen y Emillyana (Brasil) está viviendo muchos apuros económicos debido a la pandemia, con padres desempleados y días en los que no hay qué comer. Las niñas —de 6 y 12 años— tuvieron la chance de vender su cabello para alivianar la situación familiar, pero encontraron a una persona que lo necesitaba más que ellas.

Los llevaremos a Brasil, donde dos hermanas pequeñas dieron la nota máxima de solidaridad en los últimos días, incluso con la estabilidad de su propia familia en juego.

Emillyelen y Emillyana tienen apenas 6 y 12 años, respectivamente, y a su corta edad tienen clarísimo el significado real de la solidaridad.

Razoes para Acreditar

La familia de ambas no está pasando precisamente por el mejor momento de sus vidas, lo que se intensificó por culpa de la pandemia. Ambos padres están desempleados y hay días en que no tienen qué comer; además, están atrasados con el pago del alquiler de la casa y el riesgo de que los desalojen es cada vez mayor.

Cabe mencionar que Emillyelen y Emillyana tienen un largo cabello que casi les llega a la cintura, y contaron al portal Razoes para Acreditar que habían recibido un montón de ofertas por su pelo e incluso les hablaron de venderlo en una subasta.

Era una oportunidad para que le entrara algo de dinero a la familia, pero ellas decidieron darle un propósito aún más noble a sus cabelleras: las donaron a una mujer que sufre de alopecia, es decir, que se le cae el pelo.

Razoes para Acreditar

Por lo mismo, la gente de Razoes para Acreditar —que además de ser un medio que comparte historias, ayuda a los sujetos de sus artículos— decidió armar una popular “vaquita” virtual y recaudar dinero para la familia de las niñas.

El dinero irá directamente para pagar las cuotas pendientes del alquiler y para Leandro, padre de las niñas y pintor de profesión, que sueña con tener un auto propio para poder trabajar de manera independiente.

Razoes para Acreditar

El hecho de que las niñas hayan decidido donar su cabello a una desconocida en vez de aportar a su familia habla de que fueron criadas con mucha consciencia sobre los privilegios, y con la misión constante de hacer de este mundo uno mejor para todos.

¡Un aplauso para ellas!

Puede interesarte