Por Lucas Rodríguez
30 abril, 2021

“Me pregunto por la felicidad de mi padre, tener dos nietos que cumplen años el mismo día”, dijo una de las hermanas Rocha Queiroz. Siempre fueron muy unidas, por lo que no sorprendió a nadie que también compartieran el nacimiento de sus hijos.

El nacimiento de un bebé siempre va a ser visto como un milagro. A pesar de que la ciencia ya entiende todo lo que tiene que ver con ello, siempre va a haber aspectos de este proceso que incluso pueden dejar rascándose la cabeza al profesional más experimentado. Así fue el caso con las hermanas Andrezza Rocha Queiroz, de 18 años, y Andrielli Rocha Queiroz, de 19, quienes acaban de convertirse en orgullosas madres de sus respectivos chicos en Brasil, específicamente en el estado de Mato Grosso. 

Lo que sorprendió a todos quienes participaron del nacimiento de estos hijos y primos, fue el tiempo de nacimiento de los bebés.

Archivo Personal

Las dos hermanas dieron a luz con una diferencia de solo 45 minutos. Los implicados explicaron a Globo que no se trató de algo planeado: las hermanas simplemente entraron en trabajo de parto con una cantidad de tiempo así de pequeña. Mientras que el personal médico se declaró de lo más sorprendido, quienes conocían a las hermanas Rocha Queiroz lo consideraron de lo más normal. 

Archivo Personal

Debido a que tenían solo un año de diferencia, las dos hermanas han vivido toda su vida juntas. Sus vidas siempre han funcionado a la par una de la otra, por lo que esto las llevó a crear un vínculo que incluso llegó a acompañarlas en un momento tan importante como este. 

Andrezza expresó no solo lo emocionada que estaba, sino que todo lo que significaba este hecho para su padre:

“Me pregunto por la felicidad de mi padre, tener dos nietos que cumplen años el mismo día”.

–Andrezza Rocha Queiroz para Globo

Archivo Personal

La diferencia de nacimiento entre los bebés de las dos hermanas, fue una bella coincidencia que de seguro las unirá aun más. Tener esa historia servirá para que sus respectivos hijos creen su propia historia compartida. Es algo que ya comenzará a convertirse en una tradición dentro de su familia. Además de que vivir la vida acompañados por alguien así de cercano siempre será más agradable. 

Archivo Personal

El parto normal tuvo lugar el 16 de abril, con las dos hermanas entrando en trabajo de parto una después de otra. Dado que acudieron al mismo hospital, sus parientes pudieron saltar de visitar a una a visitar a la otra sin mayores problemas. Así mismo, esos chicos pudieron conocer casi de inmediato a su primo, dando origen a un vínculo que los sostendrá para el resto de sus vidas. 

Puede interesarte