Por Antonio Rosselot
9 febrero, 2021

El objetivo de Mohamad Farid (Malasia) es crear consciencia de que los hombres también pueden ayudar a las personas que menstrúan con este tipo de compras. En este caso, los productos sanitarios fueron donados a mujeres sin hogar, madres solteras y familias de escasos recursos.

Lamentablemente, hoy en día hay ciertos temas naturales que siguen siendo un tabú para varias sociedades, o que siguen generando una incomodidad que, a estas alturas de la historia, ya no se justifica.

Hablemos del período menstrual de las mujeres, por ejemplo. Este fenómeno mensual ya es complicado de abarcar por varias personas, que no aguantan el “morbo” que les produce la sangre, sobre todo si viene de la vagina.

WomanLog

Sin embargo, los períodos menstruales pueden traer muchas complicaciones a las personas que lo viven mes a mes, sobre todo si son de escasos recursos. Y bueno, tal como todo el resto de las cosas en el mundo, tuvo consecuencias por la pandemia.

En este caso, muchas mujeres de la zona de Penang (Malasia) quedaron en mal pie para comprar productos sanitarios femeninos durante el confinamiento, así que Mohamad Farid, vecino de la ciudad, decidió vencer los prejuicios y la vergüenza comprando 100 paquetes de toallitas femeninas para donar.

TW: @adek_farid

Farid comentó que su intención era crear consciencia de que los hombres también pueden ayudar a las mujeres a comprar estos productos de necesidad vital. Recurrió a Twitter para contar su historia y compartir algunas fotos suyas con el carrito de supermercado lleno de paquetes de toallitas.

“Ok, listo. La primera experiencia de este tipo en mi vida. Fue un poco vergonzoso al comienzo, pero fue valiente. Esto es para ayudar a todas las mujeres de por aquí durante la temporada de confinamiento y restricción de movilidad”.

—Mohamad Farid en Twitter

Farid decidió comprar estas toallitas para donarlas a mujeres sin hogar, madres solteras y también a familias de escasos recursos. A su vez señaló que los 100 paquetes de productos higiénicos fueron comprados gracias a donaciones públicas, y repartidos a sus destinatarios el pasado 7 de febrero.

TW: @adek_farid

En entrevista con Harian Metro, Mohamad añadió que fue su primera experiencia comprando toallitas sanitarias, y que estaría mintiendo si dijera que no se avergonzó.

“Algunos individuos me miraron sorprendidos, especialmente porque compré toallitas en grandes cantidades. Sin embargo, mi intención original era ayudar a mujeres necesitadas, especialmente durante el período de control de movilidad, así que puse mi vergüenza de lado. La compra fue fácil porque me ayudó una amiga mujer, que fue al supermercado conmigo”.

—Mohamad Farid a Harian Metro

Finalmente, Mohamad comentó que espera seguir haciendo este tipo de donaciones en el futuro, y ser una inspiración para que otros individuos hagan lo mismo, especialmente hombres.

TW: @adek_farid

¡A vencer los dogmas y tabúes de nuestra sociedad!

Puede interesarte