Por Lucas Rodríguez
25 noviembre, 2021

Nikki Jabs contó por su TikTok como para una reunión con los amigos de él, ella se vistió con un top y un pantalón hasta arriba del ombligo. Al verla llegar en ese atuendo, su novio entró en cólera, llamándole un uber para que se la llevara.

Las relaciones de pareja siempre tienen dos dimensiones: la pública y la privada. La primera es la que vemos todos y de la única que podemos sacar conclusiones. La segunda suele estar oculta para los demás, por lo que podemos saber poco sobre ella. El punto es que ambas se combinan para dar como resultado las dinámicas que comparten dos personas que decidieron compartir una relación. 

Es por esto que muchas veces, si creemos que una pareja se ve feliz desde fuera, puede que desde dentro las cosas sean muy distintas.

@nikki.jabs

Así pareció ser en la relación de Nikki Jabs, una mujer que sufrió una situación lo suficientemente vergonzosa como para dejar a su novio en el acto. 

Como lo contó ella en su TikTok, el novio con el que creía tener una relación idílica la invitó una noche a que conociera a sus amigos. Él se iría desde el trabajo, por lo que le dijo que se reunieran en ese lugar. Ella aceptó, arreglándose y preparándose para el evento. 

@nikki.jabs

El problema fue que cuando llegó, su novio la recibió de una manera muy poco alentadora.

En un emotivo video, Nikki contó cómo apenas la vio llegar, su novio montó en cólera. Al parecer el atuendo de ella, un top apretado junto con unos pantalones rosados hasta un poco más arriba de la cintura, le parecieron sumamente inapropiados para una reunión con sus amigos. 

@nikki.jabs

Sin pensárselo dos veces, el llamó a un Uber y envió a Nikki de regreso a casa.

Cuando iba en el coche, ella comenzó a grabar el video para sus seguidores. Como era de esperarse, Nikki estaba muy emocionada, ya que el hombre en el que ella había confiado y creído que la respetaría, la acababa de humillar de una manera difícil de recuperarse. 

@nikki.jabs

Por esto fue que apenas llegó a la casa que compartían, ella tomó todas sus cosas, las empacó en una maleta y se fue. No podía pasar un segundo más en la casa de alguien que la trató de aquella manera. 

Es posible que el evento hubiera llamado para un atuendo un poco más conservador que el de Nikki, pero aún así, es algo que su novio le debió haber comentado una vez terminada la velada. De esta manera se habría evitado humillar a la mujer que supuestamente amaba, así como también demostrado algo de dignidad hacia sí mismo. 

Puede interesarte