Por Pamela Silva
15 abril, 2019

El adorable Samwell Tarly recordó que antes de trabajar en la serie se sentía muy descontento consigo mismo. «Mientras sentía eso nuestros productores me estaban buscando exactamente a mí», explica John.

Creo que todos concordamos en que el único personaje que nadie puede odiar en este mundo es Samwell Tarly de Game of Thrones, porque si alguien lo detesta o no lo ama con pasión honestamente no creo que esa persona merezca ningún tipo de simpatía porque claramente es malo de adentro.

Sam es interpretado por el actor británico John Bradley, para quien -como muchos otros en la serie- su rol en Game of Thrones fue el primer trabajo profesional de su carrera.

Como muchos otros han dicho que esto no fue solo trabajo, John también reveló que interpretar a Samwell cambió su vida para siempre. Y no solo de forma profesional.

HBO

Como parte de las promociones de la última temporada de la serie, John visitó el show de Conan O’Brien donde recordó un emotivo discurso que dio durante la premiere en Irlanda del Norte.

Ahí reveló que el equipo de Games of Thrones fue crucial en su proceso personal de aceptar su cuerpo tal como es y amarse a sí mismo.

Como alguien que creció con sobrepeso e infeliz por eso. Y pensar que la vida iba a pasara través de mi, y todas las veces que te acuestas y piensas, daría cualquier cosa por despertar y no tendría este peso. Mientras sentía eso por mí mismo, David y Dan, nuestros productores y todos los demás conectados con el programa, me estaban buscando. Me estaban buscando exactamente a mí.

Si hubiera sabido que me estaban buscando y qué tipo de efecto tendría en el resto de mi vida, entonces no habría podido creerlo».

-John Bradley.

TBS

Siempre se habla de las mujeres luchando por derribar los estereotipos que la sociedad busca imponer en nuestros cuerpos y que impiden nuestro amor propio, pero los hombres también lo sufren. 

Aunque no de la misma que nosotras, la igualdad de genero es una lucha de todos y no solo de las mujeres.

Así que muchas gracias a John, por hablar de estas cosas y ojalá muchos más sigan su ejemplo. 

Puede interesarte