Por Luis Aranguren
23 marzo, 2021

Aprovechó que su esposo no estaba en redes para dar un adelanto de su día especial. No esperó que hombres la sexualizaran de ese modo.

Para muchas mujeres en la actualidad, el matrimonio sigue siendo algo especial y sagrado, un día en el que todos se fijarán en ellas. Por eso disfrutan tanto del proceso, desde escoger el lugar de la fiesta hasta el pastel y, por supuesto, el vestido.

Todas se imaginan en el altar sorprendiendo a sus queridos esposos, con aquel diseño blanco lleno de belleza y pureza.

Pero como sabemos existe un mito sobre esto y es que el futuro esposo no puede ver a su novia vestida hasta el momento de la boda. Pensando en eso, la usuaria de Twitter Kay decidió compartir su vestido de novia pues su futuro hombre de vida no tenía redes sociales.

Ella por supuesto quería brillar por su belleza, que todos se fijaran en el lindo diseño y quizás le comentaran si necesitaba algún detalle.

Si bien recibió esa clase de mensajes, el problema estuvo en que muchos hombres comenzaron a acosarla cayendo inclusive en la obscenidad. Recibía mensajes que preguntaban si tenía novio, algo obvio porque estaba mostrando su vestido de novia y faltaba poco para casarse.

Sin duda fue mucha mala onda con la que tuvo que lidiar a través de Twitter, inclusive contó a Daily Mail que alguien trató de encontrar el Facebook de su novio para enviarle mensajes.

No se imaginaba que algo que compartió con alegría, se convirtiera en un completo calvario para su vida personal. Pero sin duda lo que más le molestaba eran los mensajes de muchos hombres invitándole a salir o insinuando cosas que para ese momento estaban muy fuera de lugar.

“Los hombres ven un tweet viral sobre mí en un vestido de bodas y piensan que es la oportunidad perfecta para ir a mis mensajes directos. Ellos realmente se creen audaces”, decía uno de sus comentarios en Twitter.

Twitter / mamakayponz

Afortunadamente su esposo ha ignorado cualquier mensaje referente al vestido de su esposa, es un hombre enamorado y quiere guardarlo todo para el final. Su futura esposa, Kay, está tranquila pues sabe que él no verá nada.

Aunque siente algo de decepción, no planea  que eso la detenga pues se trata de planear su boda y es algo que seguramente y durante mucho tiempo anhelo.

Puede interesarte