Por Lucas Rodríguez
15 mayo, 2019

Camisas hawaianas, tatuajes y banderas norteamericanas, es lo que están exhibiendo algunos artistas.

Desde que saltara a la fama como ese niñito del que era imposible escapar en la primera década de este siglo, a ese adolescente eterno que paree no tener la menor idea de hacia donde va su carrera, salvo que seguirá siendo exitosa, Justin Bieber es uno de los personajes más icónicos de este siglo. Casi tanto como su música (y sus falta de criterio) son sus decisiones estéticas. 

Theo Wargo/Getty Images

Hace ya mucho tiempo que dejó de ser ese niño de pelo liso, claro y que le caían sobre uno de sus ojos. Hoy en día exhibe una apariencia que la verdad es que tiene a varias personas sin saber bien que decir. Para que no vuelvas a pasar por esa situación, te damos la palabra precisa para describirlo: «White Thrash».

@justinbieber

White Thrash era un término que se acuñó en Estados Unidos para referirse a los blancos pobres y sin poder adquisitivo. Ese look desastrado, de mal gusto y lleno de alusiones al patriotismo ha estado asociado a ellos desde entonces, siendo adoptado por figuras contemporáneas como Post Malone, que es uno de sus principales exponentes. 

Jeff Kravitz

El pelo largo y desordenado, los tatuajes y las camisas chillonas, muchas veces con más botones abiertos de los necesarios, también es característica del white thrash. Este look ha sido usado muchas veces en las películas, donde es explotado como signo de que un personaje pertenece a cierto sector de Estados Unidos. Daryl de The Walking Dead era un buen ejemplo de esto.

Según la historia que recopiló I-D, el precursor de esta moda sería Eminem, quien la adoptó para darle un rostro a su rol como rapero blanco.

Crucemos los dedos porque se mantenga como una moda minoritaria.

Puede interesarte