Por Camilo Morales
15 enero, 2021

La empresa pronostica un aumento de ingresos del 55% para el cuarto trimestre de este año, que significaría unos 410 millones de dólares.

La pandemia de COVID-19 ha obligado a millones de personas a encerrarse en sus casas debido a las medidas de distanciamiento social y las cuarentenas. Eso también ha obligado a que las personas cambien de forma muy extrema sus códigos de vestimenta. Uno de esos casos es el calzado.

Y es que una prenda que ha sido duramente cuestionada por las personas son las Crocs, unas chanclas hechas con gomaespuma que han sido categorizadas como “poco agraciadas“, debido a su diseño con hoyos y sus colores chillones.

Pixabay

Pero a pesar de las críticas, las Crocs se han caracterizado también por su comodidad y su impermeabilidad, además de ser una excelente opción cuando se está en la casa. Además, hasta artistas famosos han lanzado sus propias líneas de Crocs, como Bad Bunny, Justin Bieber y Post Malone, las que se han vendido como pan caliente a lo largo del mundo.

Crocs X Justin Bieber

Y bueno, gracias a los códigos de vestimenta que han variado por las cuarentenas, es que ha generado que esta empresa de chanclas se haya beneficiado por la pandemia.

Según información de CNN, el presidente ejecutivo de Crocs, Andrew Rees, dijo a través de un comunicado que “En medio de una pandemia mundial en 2020, obtendremos los ingresos más sólidos en la historia de Crocs (…) El impulso de nuestra marca es excepcional y anticipamos otro año récord en 2021″.

Pixabay

Además, se prevé que esta alza de ingresos y de ventas se mantenga en 2021, mientras la pandemia continúa. La empresa pronostica un aumento de ingresos del 55% para el cuarto trimestre de este año, que significaría una cantidad entre 407 millones de dólares y 410 millones de dólares.

Esos buenos números se han podido apreciar en la bolsa de comercio, en donde la compañía aumentó el valor de sus acciones en un 12% a 74,91 dólares. Junto con eso se pronostica que las ventas para 2021 se eleven del 20% al 25%.

Pixabay

Rees puntualizó en que la base del éxito de las Crocs se daba por la comodidad y facilidad de limpiar y desinfectar, lo que sería un plus en plena pandemia. También detalló que quienes adquirían estas chalas “eran consumidores más jóvenes, predominantemente mujeres. Este fue un gran impulsor del crecimiento en América del Norte. A medida que avanzaba el año, se amplió a nuevos consumidores masculinos más jóvenes“.

Puede que las Crocs sigan siendo una prenda que puedes amar u odiar, pero de lo que hay que estar seguros es que seguirán entregando buenos números mientras dure la pandemia de COVID-19 en el mundo.

Puede interesarte