Por Antonio Rosselot
14 febrero, 2020

Roz Borg es la responsable de estas maravillosas creaciones, que funcionan como arte ecológico y sustentable: cuando el pegamento de las uñas se gaste, las plantitas se pueden dejar en tierra y crecerán felices de la vida.

Últimamente, la tendencia de hacerse diseños únicos e inusuales en las uñas está tomando fuerza en todo el mundo. Y si lo pensamos, las uñas son el espacio perfecto para plasmar toda la creatividad posible de los artistas, que tienen la posibilidad de hacer de su arte algo que circule por todos lados y sea visible en cada lugar que visite la persona dueña de las manos.

Por esta misma popularidad, es que los y las artistas de uñas están subiendo abismalmente su nivel y están dando con creaciones increíbles, que nunca antes podrían haberse imaginado. Dicho esto, les hablaremos de la nueva tendencia impuesta por Roz Borg, quien se enamoró del arte botánico y lo implementó en sus diseños: específicamente, se centró en las uñas con suculentas. Sí, la planta llamada suculenta. ¡Y Borg usa plantas de verdad!

https://www.instagram.com/p/B8M8niBh0yd/

Roz busca usar sus plantas favoritas en las uñas de sus clientes para crear arte vivo, que respira por sí solo. Si bien se caracteriza por resignificar distintos objetos vivos y darles un nuevo sentido estético, hace poco decidió incursionar en el mundo de las uñas para ver si la iniciativa tenía tanto éxito como sus otros trabajos.

“Había estado creando joyería con mini suculentas de verdad y quería aplicar el mismo método en algo que nunca hubiese visto antes. Así que busqué en Google para ver si había algo de esto relacionado a las uñas y no encontré nada, así que asumí el desafío”.

Roz Borg al Huffington Post

https://www.instagram.com/p/Bzwb2C-hAHt/

Borg pone muchísimo esfuerzo en los detalles para que estas uñas se vean lo más increíbles posibles, desde la selección de las plantas al pegamento natural que usa, llamado “pegamento oasis”, cosa de que sea lo menos dañino posible tanto para las plantas mismas como para las uñas del cliente.

“La gente se sorprende al darse cuenta de que son plantas reales y vivas, no impresas en 3D. Algunos se asquean un poco, ¡pero la gran mayoría las adora! El pegamento ‘oasis’ eventualmente se sale, así que después se pueden plantar las suculentas en tierra para que crezcan felices”.

Roz Borg al Huffington Post

https://www.instagram.com/p/BzPBR-NBw7s/

El arte de Roz no demoró en generar reacciones de asombro entre los internautas, quienes celebraron la idea de usar arte sustentable y natural en las uñas. Generalmente la gente descarta sus uñas postizas luego de usarlas, por lo que esta opción es totalmente reutilizable: como menciona la misma artista, las plantitas pueden recuperarse y luego plantarse para darles la vida que supuestamente deben tener. No hay gasto innecesario en este arte, y es un proceso totalmente eco-favorable.

https://www.instagram.com/p/B3qJWc6h2iS/

Para ver más del increíble trabajo de Roz Borg, puedes visitar su perfil de Instagram o el de Facebook. Si estabas pensando en que tus uñas están muy aburridas, ¡qué mejor opción que ésta para darles un poco de color y vitalidad!

Puede interesarte