Por Lucas Rodríguez
17 enero, 2020

«Necesitas calmarte un poco, amiga», o «Me siento victimizada por mi propio hijo» son las frases de estas velas capaces de entenderte aun mejor que tu marido.

Entre las ocupaciones que menos se han valorado a lo largo de los años, entre los puestos más altos tiene que estar la de ser madre. Puede que no sea algo que genera dinero ni historias muy emocionantes, pero todos tenemos una madre a la que agradecerle los primeros años de nuestra vida, así como las enseñanzas y valores con los que cargamos hasta el día de hoy. Por suerte los tiempos están cambiando. La sociedad está comenzando a reconocer la importancia de las madres, así como también entregándoles el apoyo y los agradecimientos que se merecen debido a su ardua y mal valorada labor. 

Un área que siempre ha sabido dar con lo que gustan las madres, es la de la decoración del hogar. Es cierto que se trata de algo que siempre ha estado asociado a las mujeres, pero no por eso no vamos a darle el valor que se merece (después de todo, el sentido de todo esto es darle valor a lo que se lo merece y no lo ha recibido). Desde cortinas a detalles para la cocina o decoraciones y estanterías, la industria de la decoración siempre ha tenido a las madres en su objetivo. 

Unsplash

Dicho todo eso, el nuevo producto que ofreció Paper Source fue aun más lejos en dar con la comprensión de la tarea de las madres. Mientras que el resto siempre apunta a la madre como mujer perfecta, que nunca duda ni pierde los estribos, estas velas entienden lo desesperante que puede llegar a ser tener que lidiar con gente que viene a destruir la armonía y comodidad de tu hogar, como por ejemplo, un hijo.

Paper Source

Con frases como «Necesitas calmarte un poco, amiga», o «Me siento victimizada por mi propio hijo», estas velas entran a recordarnos esos momentos en que simplemente la vida nos supero un poco. Pero su gracia es que no están ahí para recordarlo como un mal momento, sino que para hacernos comprender que eso le puede pasar a cualquiera. Todas tienen malos y buenos días, pero lo que los define es cómo los afrontan y recuerdan. 

Paper Source

Nada mejor que prender una suave vela para ayudarnos a dejar atrás un día que quizás estuvo más duro de lo normal. Si además sirve para quemar esas frases que quizás no supimos cómo expresar, aun mejor.

Puede interesarte