Por Camilo Fernández
5 junio, 2018

“Luché con mi apariencia física desde los catorce años y fui objeto de críticas durante toda la escuela”

Harley Mallow tiene 23 años y está embarazada. Indiscutiblemente, está viviendo el mejor momento de su vida, dejando atrás el trágico accidente que dejó el 80% de su cuerpo quemado cuando tenía apenas dos años. Una lavadora explotó en llamas y tuvieron que llevarla de inmediato al hospital.

Tras más de 20 cirugías, su cuerpo quedó lleno de cicatrices, dejándola insegura de por vida, sumado a las burlas que le hacían en el colegio por su apariencia.

Harley Mallow / mediadrumworld.com

Todo cambió cuando conoció a su esposo, Josh, con quien ahora esperan a su primer hijo.

Ella insiste. No cambiaría por nada su cuerpo. 

Harley Mallow / mediadrumworld.com

“En junio de 1997, cuando tenía dos años y medio, estaba tomando una siesta en la habitación de atrás y mi hermanita estaba durmiendo en la sala de estar”, cuenta.

“Mis padres estaban afuera con algunos amigos. Mi hermana mayor estaba llegando a casa de la escuela cuando vio el humo y se lo contó a un amigo de la familia”, consigna el relato el Daily Mail.

Harley Mallow / mediadrumworld.com

“El amigo de la familia le dijo a mi hermana mayor, Michelle, que corriera y les dijera a mis padres y ella corrió a buscarlos, pero que solo pudo llegar a mi hermanita, Sierra, debido al humo y al fuego que le impidieron llegar“.

“Mi padre tuvo que verter agua sobre sí mismo y llamó a la puerta de atrás para llegar hasta mí. Terminó arrojándome por la puerta porque los pisos comenzaron a derrumbarse”.

Harley Mallow / mediadrumworld.com

La madre inmediatamente le proporcionó primeros auxilios, mientras el padre salió con lesiones que pudo controlar.

“Luché con mi apariencia física desde los catorce años y fui objeto de críticas durante toda la escuela”, recuerda.

Harley Mallow / mediadrumworld.com

Odiaba todo sobre mí misma. No me gustaba usar nada que mostrara mis piernas, pies o brazos, así que tendería a evitar cualquier contacto con las personas cuando estaba en público debido a que la gente me miraba fijamente”.

“Estaba cansada de estar tan deprimida por todo. Incluso me hacía daño físico cuando era más joven y realmente solo quería morir “, confiesa.

Harley Mallow / mediadrumworld.com

“La parte física fue difícil, pero la parte mental fue la peor”.

Hoy la historia es diferente. Harley está feliz con su esposo y se declara feliz.

“No estoy seguro de cómo sería la vida sin mis cicatrices. No cambiaría nada a partir de ahora de todos modos. Me hacen la persona que soy hoy”.

Harley Mallow / mediadrumworld.com

“Creo que la parte más difícil es aprender a lidiar con la vida y las personas que se burlan de mí, que es algo a lo que nadie debería acostumbrarse”.

“La mayoría de los comentarios que recibo son positivos ahora, pero todavía tengo los comentarios negativos, sin embargo, simplemente los olvido”.

Harley Mallow / mediadrumworld.com

“Mi consejo es dejar que los comentarios negativos sean lo que te haga crecer. No les dejes ganar, y nunca alimentarlos“.

Puede interesarte