Pese a que los estándares de belleza apuntan a cuerpos blancos, delgados y de facciones pequeñas, Isadora Satie es un ejemplo de que la belleza es diversa. “Lo que más me mueve en la moda es la necesidad de representación real, de mujeres gordas, negras y amarillas, como yo, además de tantas otras”, explicó la chica de 28 años.

El mundo del modelaje es conocido por la cantidad de cuerpos hegemónicos que exhibe y a los cuales les rinde culto. Sabemos que la mayoría de las personas no se ve como lo hacen los modelos que salen en revistas o que triunfan en la moda, entonces, ¿por qué seguimos celebrando cuerpos blancos, delgados y de facciones pequeñas? La belleza la podemos encontrar en todos lados, por lo que el argumento de vender “belleza y fantasía” es solamente una excusa para seguir repitiendo patrones nocivos.

Sin embargo, lentamente las cosas están cambiando: ya hemos visto cómo modelos racializadas, de facciones anchas o de talla grande se comienzan a abrir paso en el mundo de la moda. Si bien esto es bueno, aún hay muchísimo camino por recorrer y no debemos bajar los brazos. Una persona que está viviendo este cambio en la industria es Isadora Satie, de 28 años.

Instagram @isa.japonega

Nacida en Florianópolis, Brasil, la modelo de talla grande creció escuchando cómo la llamaban “JapoNega”, algo que ella resignificó y que hoy utiliza como su “marca”. Al respecto de hacerse un espacio en el cerrado mundo del modelaje, ella dice “Lo que más me mueve en la moda es la necesidad de representación real, de mujeres gordas, negras y amarillas, como yo, además de tantas otras“.

Isa se volvió modelo en 2020. Desde entonces trabaja en distintas editoriales, posa para revistas y también inspira a otras mujeres.

Instagram @isa.japonega

Ella estudió periodismo y danza urbana, por lo que jamás se imaginó que terminaría trabajando en pasarelas. Pero la vida de Isadora tomó un rumbo distinto luego de que un cazatalentos visitara sus redes sociales.

A partir de ese momento la brasileña empezó a realizar trabajos para el mundo de la moda. Así, Isa conquista el mercado en un escenario en el cual demanda más diversidad.

Instagram @isa.japonega

Si bien anteriormente su foco era desempeñarse como profesora de danza urbana, el trabajo de la moda la encontró inesperadamente. Ahora lo disfruta mucho y también le abre la puerta a que otras personas se animen a participar de un lugar al que antes casi nadie podía acceder.

No cabe duda de que el trabajo que está realizando Isadora Satie es tremendamente importante y tampoco cabe duda de que la mujer seguirá triunfando igual y más que como lo ha hecho hasta ahora.

Puede interesarte