Por Luis Aranguren
2 marzo, 2021

Expulsaron a sus hijos por sus fotos candentes y trafican sus imágenes de forma ilegal. Se siente algo agobiada.

Cuando hablamos de libertad siempre entramos en un campo difícil, y es que algunos se pueden sentir afectados por nuestras acciones. En esta situación se encuentra Tiffany Poindexter, quien tenía un rentable negocio con Only fans y desde que fue descubierta en su ciudad todo ha sido un caos.

Esta situación no solo ha hecho que sus hijos sean expulsados de su colegio, sino que también han hecho de su imagen algo de lo que todos piensan tener derecho de opinar.

Instagram / Mrs. Poindexter

En sus normas Only Fans exige a los clientes no tomar fotografías, pues el contenido es de su exclusiva propiedad y mientras se pague la suscripción las personas pueden verlo. Pero al parecer Sacramento, California, no prestan mucha atención a estas normas.

Y es que esta mujer de 44 años en este punto se siente una víctima, pues transformaron un negocio que empezó en 2019 en una situación bochornosa.

Ella asegura que muchos de los padres de niños que asisten a la escuela a la iban sus hijos, tienen suscripción en sus cuentas. También que las madres fueron quienes pagaron suscripciones para poder sacar sus fotografías y enviarlas por toda la ciudad.

Esto ha ocasionado que entre los smartphone de los niños esté su contenido, el cual debería ser exclusivo para mayores de edad.

Instagram / Mrs. Poindexter

A causa de lo anterior, sus tres hijos fueron víctimas de un sistema escolar que no los protegió y fueron expulsados de la escuela Catholic Sacred Heart. Todo a través de un correo escrito por su directora Theresa Sparks.

“Su aparente búsqueda de una controversia de alto perfil en apoyo de su sitio web para adultos está en conflicto directo con lo que esperamos impartir a nuestros estudiantes. Por lo tanto, requerimos que encuentre otra escuela para sus hijos y no tenga más asociación con la nuestra”.

–Theresa Sparks directora de la escuela Catholic Sacred Heart en correo obtenido por CBS 13

Esta familia es católica y aseguran que no están haciendo nada ilegal, por lo que les molesta todo lo que ha ocurrido hasta ahora. Ella expone su cuerpo por dinero y lo que sí es ilegal es que saquen sus fotos del sitio web.

Instagram / Mrs. Poindexter

Por ahora están en la búsqueda de un nuevo colegio y esperan que todo se calme, lo que sí dejó claro es que no cerrará su cuenta de Only Fans independientemente de que les parezca a otros o no.

Puede interesarte