Por Lucas Rodríguez
26 marzo, 2021

Lauren Hemming-Torres llevaba viviendo a merced de su enfermedad desde los 14 años. Con el deporte recuperó no solo la confianza en sí misma, sino que también su rol como madre.

La así llamada “condición humana” soporta toda clase de definición de personas. Hay algunos entre nosotros que nacimos con la suerte de no tener que lidiar con ninguna aflicción mayor. Hacemos nuestras vidas sin ningún problema mayor que nos intente detener en nuestros objetivos, ambiciones y responsabilidad hacia nuestros seres queridos. Pero para muchas personas, la vida debe ser llevada a cabo a la par con condiciones de salud bastante terribles, que pueden atacarlos en cualquier momento. 

PA Real Life

Así es el caso de la vida de Lauren Hemming-Torres, una mujer inglesa de 32 años.

PA Real Life

Lauren no solo es madre de dos chicos pequeños, sino que también lleva toda su vida teniendo que hacerle frente a un diagnóstico de epilepsia. Este comenzó cuando ella tenía catorce años, momento en que los cambios hormonales comunes a la adolescencia de una mujer, le jugaron una pésima pasada.

PA Real Life

Desde ese momento en adelante, Lauren ha tenido que convivir con ataques epilépticos frecuentes, que siempre han interrumpido el flujo normal de su vida.

PA Real Life

Fue por medio de las sugerencias de su pareja, que Lauren llegó a una actividad que le ha dado un nuevo balance a su vida: el físico culturismo.

“La gente no suele ver o entender que la epilepsia es un problema importante. Durante mucho tiempo me sentí atrapada por mi diagnóstico, sobre todo cuando los ataques se producen con tanta frecuencia. Por eso quiero difundir más información al respecto. Sólo cuando empecé a practicar el culturismo empecé a sentirme de nuevo yo mismo”

–Lauren Hemming-Torres para Metro.uk

PA Real Life

Luego de sus primeros ataques en la adolescencia, Lauren comenzó a tener episodios epilépticos con frecuencia. La sensación de verse víctima de su propia condición la atemorizaba: creía que nunca podría tener una vida normal. Peor aun, fue luego de tener a sus hijos, que Lauren temió que pudiera perderse momentos importantes de la vida de ellos, o peor aun, tener un episodio en un momento en que sus chicos necesitaran de su ayuda. 

PA Real Life

Por medio del deporte, Lauren no solo ha disminuido la cantidad de episodios que tiene, sino que también ha conseguido manejar mucho mejor los que le dan inevitablemente. A la par con esto, ha comenzado a participar de competencias de físicoculturismo. Esto le ha dado una nueva confianza, que casi por arte de magia, también le ha ayudado con su condición médica. 

PA Real Life

Sin dudas que esta nueva práctica la ha ayudado, pero ella misma reconoce que es solo un complemento: es su joven familia lo que la conecta con la realidad. 

Puede interesarte