Por Catalina Maldonado
18 noviembre, 2021

Si bien Kaitlyn Fullerton y su esposo, pensaron que aún tenían algo de tiempo antes de la llegada del bebé, el pequeño llegó mientras hacían un viaje de dos horas en auto. Gracias a una gasolinera, pudo llegar al mundo en un baño.

A pesar de que dar a luz es una situación que debe ser totalmente cuidada y guiada por médicos tratantes, muchas veces esas situaciones se salen de control cuando la naturaleza llama, y es que por muy planeado que podamos tener todo, hay veces que las cosas simplemente no se pueden prevenir.

Así le ocurrió a Kaitlyn Fullerton, una madre de 22 años, quien tuvo que darle la bienvenida a su segundo hijo en el baño de una gasolinera, luego de que sus ganas de ir al baño pronto se convirtieran en un parto rápido e inesperado. 

Instagram @mancerakaitlyn

Resulta que a Kaitlyn le faltaba más de una semana de su fecha de parto cuando ella y Sergio, su esposo, decidieron hacer un viaje de dos horas a casa por Texas. Sin embargo, en el camino la madre comenzó a sentir la necesidad de ir al baño, al punto de detenerse en una gasolinera.

“Avanzamos más en el camino y sentí que necesitaba comenzar a empujar. Bueno, pensé que tenía que ir al baño”, le dijo a KTRK. Pero la sensación solo iba en aumento cuando llegó al baño y sintió una presión importante de agua.

Instagram @mancerakaitlyn

En ese mismo instante se puso de pie, rompió fuente y, según ella misma relata, las cosas progresaron rápidamente a partir de ahí, y en cuestión de minutos, había dado a luz a un bebé sola en un baño de la gasolinera.

Gracias a que otras mujeres en el baño escucharon lo que estaba pasando, decidieron intervenir y fueron ellas quienes salieron en busca de su esposo. Sergio dijo: “Estaba en mi teléfono y 10 minutos después, apareció una mujer y dijo: ‘Oye, tu esposa acaba de dar a luz’, y yo dije: ‘¡Qué! ¿En serio?’. No lo podía creer”.

TikTok @mancerakaitlyn

Sergio llegó al baño de la gasolinera y filmó el momento exacto en que su mujer sostenía a su hijo, aún con los pantalones abajo y envolviéndolo en una toalla que alguien les había facilitado para ese momento.

Luego Kaitlyn rescató este momento y lo compartió en su cuenta de TikTok escribiendo: “Cuando crees que puedes aguantarlo y das a luz en una estación de servicio”. Una secuencia que por supuesto se hizo viral, creando un montón de contenido para otras madres que quizás pasaron o pudiesen pasar por lo mismo.

Tras el inesperado parto, Kaitlyn fue llevada a un hospital cercano donde ella y el bebé Callihan fueron examinados.

Hoy la familia está de lo mejor, disfrutando de esta anécdota que quedará para siempre en su historia.

Puede interesarte