Por Lucas Rodríguez
11 septiembre, 2020

Durante demasiado tiempo, niñas de todas partes del mundo tuvieron que contentarse con Barbie, quien era un ícono de un tipo muy particular de mujer. Hoy en día, cualquier niña puede sentirse identificada.

Por mucho que algo pueda sonar lógica o de sentido común, en algunos casos la realidad es bastante distinta. Pasa por ejemplo con conceptos tan simples como la representación. Hoy en día ya estamos acostumbrados a ver a toda clase de personas al frente de los más diversos cargos, puestos y papeles. No hay una sola ocupación en la que nos encontremos con personas que se ven, actúan o hablan de una manera en particular. Pero esto no siempre fue así. 

@kissmy_freckles

Antes de que los estudios de cine, por dar un ejemplo con los más visibles, comenzaron a exigir cuotas de elenco diverso a sus directores de elenco, era muy común ver películas en las que solo aparecían actores y actrices blancos y de raigambre europea. Los pocos puestos para papeles de minorías étnicas se los llevaban personajes secundarios; en muchos casos, también sumamente estereotipados. 

@kissmy_freckles

Por suerte esto es algo del pasado… ¿o no es tan así?

@kissmy_freckles

En algunos rubros e industrias la discusión no está del todo zanjada. Eso fue lo que demostró Candace Chanté, una orgullosa madre de una niña pequeña, cuando mostró lo feliz y orgullosa que se veía su hija de recibir una muñeca en la que podía verse representada:

No puedo esperar a que ella entienda por completo la influencia que Brandy ha tenido para toda una generación. Cuando crecía, siempre se sentía bien ver a alguien en la pantalla grande que se me parecía. Solo puedo rezar para que continuemos viendo más representación en la televisión para nuestros pequeños chicos y chicas negros. Estoy tan feliz de que mi pequeña pueda experimentar esto. 

–Candace Chanté, por Instagram.

@kissmy_freckles

Junto con las personas de descendencia africana, los latinoamericanos también hemos visto como los papeles reservados alguna vez para solo protagonistas completamente “americanos” (un término que hasta el día de hoy sigue dejándonos fuera), se han abierto. Hoy no es raro ver a personajes con nombres como Diego o Julieta, siendo interpretados por actores y actrices con nombres igualmente españoles. 

@kissmy_freckles

Lo que hay que tomar en cuenta cuando se discuten estos temas, es que el trabajo que hagamos hoy, tendrá un efecto en cómo los niños y niñas del futuro se relacionan con el mundo. No solo se trata de cómo nos vemos nosotros en los productos que lanzan los demás, sino que también, cómo preparamos a estos chicos para que sean ellos quienes tomen las decisiones del futuro.

 

 

Puede interesarte