Por Lucas Rodríguez
3 noviembre, 2020

Kelly creyó que le estaba haciendo un gran regalo a sus hijos. Los demás usuarios del grupo de Facebook donde lo mostró la hicieron recapacitar sobre los peligros de tener una cámara con internet dentro del baño.

No hay cómo negar que las decisiones de una madre, siempre van a ser realizadas con sus chicos en mente. Pero también, esas decisiones bien intencionadas se alimentan de las experiencias previas, la formación y la educación de cada personas. Con esto queremos decir que aunque lo que se tenga en mente sea un bonito regalo, algunas personas puede que pasen por alto las consecuencias inesperadas de sus acciones. Por suerte para ellas, existen los grupos de redes sociales, muchas veces llenos de personas en situaciones similares, pero con mejor criterio.

Facebook: Cool Kmart Hacks & Styling Ideas

Eso fue lo que descubrió ‘Kelly’ (su nombre completo no figura, debido a que su situación implica que su identidad esté mejor oculta) al publicar en el grupo de Facebook Cool Kmart Hacks & Styling Ideas.

Partamos por definir la función de este grupo. Las personas que publican acá lo hacen para compartir ideas innovadoras, que consiguieron llevar a cabo por poco dinero. Todas estas tienen que ver con el diseño o la decoración del hogar. En muchos casos, de la partes en particular del hogar que utilizan los chicos. 

Facebook: Cool Kmart Hacks & Styling Ideas

Esto mismo fue lo que hizo que muchísimas personas sonaran las alarmas al ver lo que hizo ‘Kelly’, al equipar el baño de sus tres chicos con sostenedores de teléfonos inteligentes: 

“Llevo la vida diciéndoles que se les va a caer al agua y que yo no se los voy a reemplazar. Por suerte se me ocurrió esta brillante idea.”

–’Kelly’ en el Facebook Cool Kmart Hacks & Styling Ideas

Facebook: Cool Kmart Hacks & Styling Ideas

Muchos de los usuarios reaccionaron de inmediato. Algunas, bastante escandalizados. Para el criterio de muchos, la decisión de Kelly podía ser muy riesgosa. Basta con usar un poco el sentido común para darnos cuenta por qué dejar un aparato con cámara de fotos y video, además de conexión a Internet, en el baño de un chico no es buena idea. 

Facebook: Cool Kmart Hacks & Styling Ideas

Podemos entender que la intención de Kelly era la adecuada, pero el riesgo de que los chicos dejen la cámara andando o algún aplicación abierta de fondo mientras se encuentran en una situación privada, son demasiado altos como para que esto pueda ser una buena idea. Los usuarios del grupo se encargaron de destacarlo, destacando eso sí que sus intenciones eran las correctas: entretener a los chicos en un momento que para muchos niños no es el más emocionante de todos. 

 

 

Puede interesarte