Por Catalina Maldonado
16 febrero, 2021

Sentada junto a su madre, su hija mayor y su hermano, esta mujer dejó claro su punto.

Dar leche o amantar a tu hijo, es un momento muy íntimo, importante, donde se genera el apego y la forma de alimentarlos durante el tiempo que cada madre estime conveniente. Por eso, debe ser un proceso muy respetado, alejado de las críticas y donde cada mujer sienta la libertad de poder dar pecho sin la necesidad de ser juzgada por ello. 

Ese es el mensaje que la madre y consultora de lactancia, Melissa Ostroth, ha querido entregar a través de los años en sus redes sociales, siendo una impulsora de la lactancia a libre demanda y en libertad de espacios, es decir, si quieres darle leche a tu hijo en medio de una cena familia, pues puedes hacerlo con total confianza. 

Instagram @milkitivity_

Melissa es madre de dos pequeños, y en entrevista hace un tiempo para CafeMom, la profesional comentó las experiencias que muchas de sus clientes han tenido que soportar por el solo hecho de querer descubrirse el pecho para darle leche a sus hijos. Desde “deberías cubrirte” hasta “por qué no te vas a otra habitación” ha sido parte de las muchas quejas que han recibido.

Para Melissa, las madres no tienen por qué quedarse marginadas de una cena familiar o evento social, solo porque deben darle de comer a sus hijos. “Pero, ¿por qué una madre lactante debería perderse la diversión navideña para pasarla amamantando en una habitación diferente? Puede ser muy deprimente y aislante”, explica.

Instagram @milkitivity_

Ante esto, a través de su plataforma Milkivity, Melissa se ha dedicado a compartir experiencias, tanto de ella, como de mujeres que recurren a verla, sobre la forma en que deben tolerar comentarios molestos en reuniones festivas. 

“¿No es su bebé demasiado mayor para ser amamantado?”, “Te vas a destetar pronto, ¿verdad?”, “Es mejor que no comas porotos verdes, le hará sentir gases a su bebé”, “Su bebé está amamantando de nuevo, no debe estar ganando lo suficiente”, “No puedes beber esa copa de vino mientras amamantas”, es parte de los miles de comentarios que reciben las mujeres que dan de comer a sus hijos y que resultan realmente molestos.

Instagram @milkitivity_

Junto con los mensajes, la propia Melissa compartió una imagen de ella amamantando en una cena familiar ya que aún hay personas que no entienden este mensaje y siguen prefiriendo que “una madre debería cubrirse, salir de la habitación, o que cualquier niño mayor de un año es demasiado grande para amamantar”.

“Aquí hay una foto de mí amamantando a mi hija de 2 años justo antes de que ella coma su cena de pavo mientras está sentada junto a mi madre, mi hija mayor y mi hermano”, escribió la madre en la leyenda de su publicación de la cena de Acción de Gracias pasada.

“No es necesario ocultar que amamantas a tu hijo”, continuó. “No importa su edad o dónde te encuentres. La lactancia no tiene por qué ser un acto privado más que si mi hijo de 2 años quisiera beber un vaso de leche de vaca … Amamante a sus hijos cuando quieran, ya sea en el centro comercial o en la cena de Acción de Gracias“.

Instagram @milkitivity_

Su motivación es entregar un mensaje de respeto a todos y de empoderamiento a mujeres para mantenerse fuertes, creer en sus instintos y no dejarse llevar por comentarios que muchas veces puedan arruinar momentos tan íntimos como amamantar a un hijo.

Ya es hora de dejar de pensar que dar pecho es un acto privado. 

Puede interesarte