Por Lucas Rodríguez
20 noviembre, 2020

Los muñecos “Wonder Crew” están pensados para los chicos de hoy en día, que no tienen miedo de elegir juguetes que no sean “para varones”. Su mensaje es que todos pueden ser amigos de quien les dé la gana.

Desde hace varias décadas atrás, que la sociedad definió cuáles eran las formas de ser “apropiadas” para niños y niñas. Ellos debían usar colores oscuros, muchas veces derivados del azul, y jugar con camiones o herramientas de construcción. Por el otro lado, ellas debían ser vestidas con lazos rosados y practicar sus habilidades maternales jugando con muñecas. A medida que nos adentramos en el siglo XXI, estas tendencias han comenzado a quedar en el pasado. Hoy en día, los padres primerizos ya no están tan de acuerdo con que estas sean estructuras rígidas: más bien optan por dejar todas las puertas abiertas, en lo que respecta a la crianza de su hijo. 

@wondercrewtoys

Es por esto que muchas compañías y manufacturadores de juguetes se han comenzado a poner al día con los nuevos tiempos que corren. Un buen ejemplo de ello es el emprendimiento de “muñecas para varones” que creó Laurel Wider, una  psiquiatra y madre de un chico de 4 años. 

@wondercrewtoys

Al escuchar un día que su hijo repetía que “los niños no lloran”, Laurel decidió inventar una manera de enseñarle a dejar en el pasado esos estereotipos sobre chicos y chicas.

@wondercrewtoys

Su manera consistió en crear la línea de “Wonder Crew”, quienes en la práctica son una línea de muñecos que de lo más bien podrían estar siendo cambiados de pañales en los brazos de una niña, pero que en lugar de ello, se visten como superhéroes y enseñan a los varones los valores más importantes de la vida, como el amor, el cariño por tus familiares y la amistad:

“Los chicos crecen en torno a mensajes culturales de que los sentimientos y las conexiones emocionales los debilitan, Me propuse luchar contra esto. Quiero redefinir para ellos lo que significa ser fuerte. Mi hijo fue la inspiración detrás de Wonder Crew. Ser una madre y verlo a él me hizo darme cuenta de lo susceptibles que son los chicos a los mensajes de su entorno. Nuestro lema es “ve a donde quieras, sé quien quieras”, y apuntamos a que inspire a los chicos.”

–Laurel Wider para Mommikin.–

@wondercrewtoys

Juzgando por lo felices que se ven los chicos con sus muñecos en las fotos, suponemos que Laurel dio con algo importante. Es probable que esta sea la última generación de chicos en los que aun veamos estas estructuras de niño-niña existiendo así de rígidas. 

 

 

Puede interesarte