Por Camilo Morales
5 abril, 2021

“No creo que la ropa, los colores o los juguetes tengan género (…) A los dos años mi niña pidió un vestido de princesa y sin pestañear estaba en el carrito de compras. Su dormitorio era mitad coches y mitad muñecas y princesas”, confesó la madre.

Es sabido que las madres harían todo por sus hijos e hijas, así como también comprenderlos en sus numerosos cambios y obstáculos que la vida les pone por delante. Y eso es algo que Zoe Lynn tiene muy claro con respecto a la crianza de su pequeña hija. Se trata de Avery, quien protagonizó una emotiva historia que se hizo viral en internet.

Avery tiene seis años y nació con genitales masculinos. Sin embargo, durante estos años nunca se sintió como un niño, algo que su madre Zoe tenía muy claro. Es por eso que decidió realizarle una pequeña “ceremonia” para que la niña pudiera decirle al mundo que era transgénero. 

AP

En su publicación de Facebook la madre narró la historia de su hija quien a temprana edad comenzó a tener gustos más inclinados hacia lo que socialmente se denomina como “femenino”, como vestidos de princesas y muñecas, entre otras cosas.

Fue así hasta que un día su hija, quien anteriormente se llamaba Colton, le dijo que su vida “no resultó como la había planeado” y que quería “apuñalarse la garganta” si tenía que seguir viviendo en el cuerpo de un niño por el resto de sus días. Esta situación preocupó a Zoe, quien antes ya había imaginado que esto podía suceder. 

Para Zoe y su pareja, Cory, nunca hubo prejuicios en torno al género de los niños o sus intereses. “No creo que la ropa, los colores o los juguetes tengan género (…) A los dos años mi niña pidió un vestido de princesa y sin pestañear estaba en el carrito de compras. Su dormitorio era mitad coches y mitad muñecas y princesas“, escribió en su Facebook.

Facebook Zoe Lynn

La mujer narró que tras un tiempo finalmente su hija le dijo que “se suponía que era una niña” pero que estaba en el cuerpo de un niño. Zoe explicó que “por mucho que creyera en romper los roles y estereotipos de género, no estaba preparada“.

Zoe comenzó a leer más sobre temas de niños transgénero y a informarse para así tener una guía sobre cómo actuar frente a este caso. Todo lo que ella quería era acompañar a su hija en este momento crucial para su vida, tomando en cuenta que aún existe mucho prejuicio y discriminación hacia las personas trans.

Facebook Zoe Lynn

Una semana después, sentada en mi cama, leyendo tranquilamente uno de los libros, dijo: “Mamá, muchas gracias por enseñarme sobre lo que es ser transgénero. Realmente me hizo sentir que no estoy sola“, contó Zoe.

Para su fortuna, la madre contó en su post que se ha rodeado de un “increíble grupo de personas que nunca la han hecho sentir más amada“. Así, Zoe subió dos fotos en donde aparece junto a su hija con unos globos y un cartel que dice “Es una…“, haciendo referencia a su género. La publicación se llenó de comentarios positivos hacia el apoyo incondicional de la madre hacia su hija.

Puede interesarte