Por Antonio Rosselot
11 febrero, 2021

Yuri Tolochko (Kazajistán) todavía tiene a su esposa Margo en reparación, por lo que está considerando armar su propio harén con muñecas íntimas. Y si eso no resulta, tiene un plan B: un muñeco hermafrodita con forma de pollo…

Ya varios conocemos de sobra la historia de Yuri Tolochko (Kazajistán), pero para quienes se están familiarizando con este personaje aún, les resumiremos sus andanzas en un par de frases: es fisicoculturista, activista LGBTQ+ y, el año pasado, se hizo famoso al contraer matrimonio con una muñeca sexual de goma.

Su historia con Margo —como bautizó a su enamorada— no ha estado libre de polémicas ni momentos difíciles: el último episodio fue realmente dramático, ya que Margo se rompió y Yuri tuvo que enviarla a reparar justo en la época de fiestas de fin de año, proceso en el que sigue sin novedades.

Por lo mismo, Yuri ahora sabe que corre más riesgos de los que pensaba con su esposa, por lo que quiere quitarle peso de sus espaldas. ¿Cómo? Buscando otras alternativas para no sentirse solo y poder disfrutar de los placeres de la vida en pareja.

“No quiero que Margo se rompa de nuevo. Y eso significa que tengo que quitarle la carga. Decidí que puedo tener varias esposas, esta tradición existe en algunas culturas orientales”.

—Yuri Tolochko al Daily Star

Y claro, esas esposas serían todas de goma, al parecer. De hecho, ya “conoció” a una prospecta e incluso viajó a Moscú (Rusia) para estar con ella en persona, pero no lo dejaron salir del aeropuerto por temas del COVID-19.

Pero la otra opción de Yuri es la que más llama la atención, si somos sinceros. Hace unas semanas tuvo una experiencia muy estimulante con un trozo de pollo—sí, pollo—, por lo que le gustaría intentar forjar una relación con este animal. Aunque claro, no un pollo vivo, sino que uno tan ficticio como su esposa.

IG: @yurii_tolochko

“Será un tremendo juguete sexual. Tendrá una vagina y un pene. No puedo esperar a que llegue, el sólo hecho de pensarlo me enciende. Después del sexo que tuve con la carne de pollo, realmente quería tener un juguete así y cuidarlo”.

—Yuri Tolochko al Daily Star

Yuri pretende bautizar a su pollo como Lola, y planea hacer contenido erótico con el “ave”. ¿Y Margo? Seguirá siendo su esposa y su enamorada, ya que prometió “seguir respetándola” como siempre.

Cada uno puede tener la opinión que desee respecto a la situación de Yuri, pero nosotros sólo esperamos que no se sienta solo. Y si los peluches le dan esa compañía, pues que la aproveche, ¿no?

Puede interesarte