Por Ronit Rosenberg
5 julio, 2018

Este color definitivamente es el suyo. Y todo gracias al estilista de Lady Gaga.

¡Bravo Meghan, bravo! (y bravo al estilista que la asesoró en esta oportunidad). ¿Tal vez la duquesa de Sussex ha escuchado las críticas que ha recibido por sus últimos atuendos?

AP

Se olvidó de los tonos neutros aburridos y trajes de talle ancho, y lució absolutamente divina por primera vez desde que se casó con el Príncipe Harry.

Internet ha enloquecido con su atuendo en su última aparición pública con Harry, y es que realmente estábamos perdiendo las esperanzas; creímos que ya no volveríamos a ver a esa versión jovial, empoderada y bella de Meghan.

Instagram royaladdicted2

Definitivamente se enteró de las críticas a su apagado look y quizo darnos luz, por fin. Asistió con el Príncipe Harry a la recepción juvenil ‘Your Commonwealth’ en la Marlborough House de Londres, luciendo un impecable vestido color amarillo sin mangas del diseñador Brandon Maxwell, el estilista de Lady Gaga.

Después de semanas usando solo el rosa pálido y en ciertas ocasiones el beige claro, decidió agregarle color y buenas energías a su imagen con este maravilloso amarillo, y un cabello tomado muy prolijo (algo que tampoco estábamos acostumbrados a verle).

Eso sí, Meghan y su estilista solo se pudieron dar esta libertad de vestuario por una sola razón: la Reina Isabel II no estaba presente en el evento. 

Instagram instahautecouture

Hace unos días nos enteramos que la razón por la cual la duquesa de Sussex se estaba solo vistiendo con colores claro y neutros era para no pasar a llevar ni robarle el centro de atención a la monarca.

Meghan ya estaba con todos los ojos del mundo encima y no quería hacerse notar aún más con tonos llamativos. En la realeza todo está fríamente calculado, incluso los colores y diseños de vestuario.

East News

Claramente si la Reina Isabel hubiese atendido a esta recepción, Meghan no habría podido deleitarnos con este diseño amarillo, ya que además de ser un color fuerte es, precisamente, uno de los favoritos de la monarca.

Uno de los sellos de la Reina es usar colores fuertes como el amarillo o el verde en sus trajes de dos piezas, y siempre ha sido muy aplaudida por esa decisión fashionista.

Ni por un segundo se le hubiese permitido vestir a Meghan este diseño de Maxwell si la reina hubiese estado allí. Y además de salir fuera de lo común en el color, el talle por primera vez le queda a la perfección. 

Los cibernautas han respirado aliviados: “Gracias Meghan, ya era hora”; “Definitivamente ese es su color”; “Elegante y fina, ese color le viene perfecto con su tono de piel”, fueron algunos de los comentarios en las redes sociales respecto a su nuevo look.

Lamentablemente, no será posible verla siempre con colores así porque los duques de Sussex, nuevos embajadores de la juventud de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth), tienen una apretada agenda de reuniones y eventos en compañía de la reina. Y cuando la monarca está presente, ella es la única permitida en usar este color.

Instagram royaladdicted2

Harry, por su parte, se veía muy guapo también en un traje azul marino y le vimos nuevamente esa sonrisa que nos hace derretirnos cuando mira a su esposa.

Eso sí, a pesar de que la reina no estaba, la pareja se mantuvo nuevamente en su nuevo comportamiento “profesional” y no se tomaron las manos. Aunque esos ojos de amor delata todo…

Puede interesarte