Por Ronit Rosenberg
16 octubre, 2018

Fue su forma de decir que ella está con ellos en este hermoso momento.

Los Duques de Sussex están pasando por su mejor momento: recientemente le anunciaron al mundo que esperan a su primer bebé, el que nacerá durante la primavera (europea) del próximo año. Sin duda, una etapa muy especial que aflora aún más la añoranza a Lady Di. Y aunque desafortunadamente ella no puede estar físicamente acompañando a Harry y a su esposa en el comienzo de su nueva vida, está presente en sus corazones y en sentimiento. Así lo hicieron saber con este delicado tributo.

La primera aparición oficial de Harry y Meghan tras el anuncio de embarazo fue en Sydney, Australia, donde están de gira. La exactriz lució un vestido blanco sin mangas pero lo que llamó la atención fue los aretes de forma de mariposa que decidió usar. Aquellos aretes pertenecieron a Diana de Gales, y ella los usó en una gira que hizo con Carlos a Canadá, un año y medio después del nacimiento de Harry.

@royaladdicted

Esta es la segunda vez que Meghan usa una joya de Diana. La primera vez fue para la recepción de la boda, en donde usó el anillo de corte esmeralda aguamarina con diamantes a los costados. En ambas ocasiones ha sido una demostración de cariño y así rendirle tributo, demostrando que su presencia está con ellos.

@royaladdicted

Bueno, y cuando Harry le pidió la mano, el anillo de compromiso que le mandó a hacer contiene dos diamantes que eran de la colección principal de Diana, mientras que la piedra central, el príncipe la mandó a pedir a Botswana, África, por el profundo significado que tiene ese continente para él.

Samir Hussein

Y aunque es algo material y algunos podrían apuntarlo como superficial, la colección de joyas de Diana tiene un potente trasfondo. Cuando las cosas entre Lady Di y Carlos comenzaron a oscurecerse y ella debió alejarse de la Corona, dejó una nota especial:

«Me gustaría asignar que toda mis joyas sean posesión de mis hijos, para que así sus esposas, en el momento correcto, las tengan o las usen»

Anwar Hussein/WireImage)

La petición fue cumplida y todas las pertenencias -así como también su fortuna en liquidez- de Lady Di fueron repartidas entre Harry y William. Cada uno tomó una parte y ahora, ambos ya casados, están ejerciendo el deseo de su madre que sus esposas hagan uso de las joyas.

Splash News

No hay duda de que luego pasarán a manos de los nietos de Lady Di. Hermosa forma de traspasar su legado y conservar viva su memoria.

Puede interesarte