Por Leonardo Granadillo
16 septiembre, 2020

Si sientes que algo se te ve bien, no debes preocuparte si alguien ya lo ha usado. Eso también forma parte de la confianza, el estilo y el glamour.

Melania Trump aunque no la conocemos mucho, seguramente es una mujer como todas, con sus virtudes y defectos. Pero si hay algo que ni sus más grandes detractoras (como Stephanie Winston Wolkoff que ha sacado un libro donde saca a la luz cientos de ‘trapitos sucios’ de la Primera Dama) no pueden quitarle es su elegancia y su gran sentido de la moda.

Getty Images

Mientras hay personalidades que se dan golpes en la cabeza pensando que vestir y asegurándose a través de sus asesores que la opción que eligieron para colocarse nadie la tenga. La Primera Dama de los Estados Unidos no se complica, por lo que para su más reciente conferencia en la Casa Blanca decidió vestir un hermoso vestido blanco Max Mara, un atuendo minimalista que inevitablemente nos recuerda al que utilizó Meghan Markle en Australia:

Getty Images

Se trata de una pieza sin mangas que se ajusta bastante bien al cuerpo con lana elástica valorada en unos 455 euros. A esto se le suma un diminuto cinturón trenzado, que en esta oportunidad Melania quiso acompañar con unos zapatos color naranja para ponerle su sello distintivo. Diferente, a los tacones beige que vistió la duquesa de Sussex en aquella ocasión.

Recordemos que Meghan Markle se colocó la prenda solamente unos días después de confirmar su embarazo, con la diferencia de que este fue diseñado por Karen Gee, una firma australiana en honor al país que visitaba en ese momento.

Getty Images

Recordemos que por otro lado, la esposa del presidente Donald Trump no vive un gran momento. Actualmente está viendo como su ex asesora y amiga Stephanie Winston Wolkoff se lucra con Melania and Me: The Rise and Fall of My Friendship with the First Lady” (Melania y yo: el ascenso y la caída de mi amistad con la primera dama) el revelador libro sobre la vida de la ex-modelo que ya está entre los más vendidos de Estados Unidos, algo que no le hace mucha gracia.

Sin embargo, ella responde como de costumbre, con una sonrisa y muchísimo glamour. Digan lo que digan, será difícil encontrar una Primera Dama tan elegante como la oriunda de Slovenia.

Puede interesarte