Por Luis Aranguren
22 febrero, 2021

La cara de esta ucraniana ha sufrido muchos cambios, que comparte con sus seguidores. Un cincelado rostro que ha pasado por todo tipo de cirugías, desde musculares hasta dental.

Es posible que algunos de nuestros lectores no se haya sentido conforme con alguna parte de su cuerpo y haya decidido cambiarla. Y es justo para eso que están los cirujanos plásticos, encargados de llevar a cabo nuestros sueños con el menor riesgo posible.

Una de estas personas es Anastasia Pokreshchuk, una joven que desde su juventud decidió que su rostro no estaba como le gustaba.

Instagram / _just__queen_

Es así como ha llegado a gastar más de 2 mil dólares en procedimientos estéticos para ser la popular influenciadora que es ahora. Pero en estos días le dio por recordar y mostró cómo era en el pasado, cuando tenía 26 años.

Fue entonces cuando compartió en Instagram una fotografía de ella a los 26 años, antes de los cambios y operaciones.

Un hermoso cabello castaño natural y una cara esbelta difícil de ignorar, sin duda una belleza y no decimos que no lo es ahora pero claramente es otro tipo de encanto.

Por supuesto acompañó su imagen del pasado con una del presente, preguntando a sus seguidores a quién preferían. Lo más importante es que ella se prefiere como es ahora, se siente más segura y feliz mientras es observada por todos sus fans.

Instagram / _just__queen_

Lo que sí causa furor es su disposición de hacer todo por alcanzar su “belleza ideal” pues en una publicación mostró una popular operación dental que es bastante dañina. Para esto se remueve gran parte del esmalte natural -el cual no se recupera- y se sustituye por dientes falsos pero “más bonitos”.

Instagram / _just__queen_

Sus seguidores la felicitan y aseguran que era una mujer hermosa antes y después de sus intervenciones cosméticas.

Instagram / _just__queen_

Según comenta a través de su red social, ella seguirá haciendo cambios en su cuerpo y aunque a algunos les parezca extraño no espera que lo entiendan. Además, eso le da trabajo y le va muy bien en la vida por lo que no le afecta de ningún modo.

Es un estilo de vida bastante atrevido y que quienes lo sigan deben tener una buena asesoría médica para evitar cualquier tipo de riesgos. Al final del día, cuando se trata de trabajos quirúrgicos siempre conllevan riesgos y por eso muchos decidimos evitarlos al máximo si no son necesarios.

Instagram / _just__queen_

Pero para Anastasia eso no es un problema, su cuerpo ha cambiado progresivamente y probablemente no tenga miedo alguno al quirófano siempre que salga más “bella” de lo que entró.

Puede interesarte