Por Lucas Rodríguez
4 junio, 2021

“Esta vez prometo que he pagado”, comentó irónicamente Oceane El himer, luego de la polémica que generó su falsa foto en la categoría de viajeros de lujo. Hizo callar a quienes se rieron de ella.

Hace solo un par de años, cada vez que ocurría una polémica, esta era entre personas que todos conocíamos. Era cubierta por los medios tradicionales, así como comentada por todos. En otras palabras, las controversias eran pocas y todos estábamos al tanto de cada una de ellas. Hoy en cambio, puede que una controversia ocurra en un sector del internet del que nunca hemos escuchado, o que involucre a personas que recién estamos conociendo. O como fue en este caso, que tiene en su centro a personajes que conocimos hace solo un día. 

@oceanelhimer

Así ha sido con la historia que gira en torno a Oceane El himer, una modelo e influencer de Instagram, quien se llevó una lluvia de críticas ayer tras fingir que viajaba en la primera clase de un avión de pasajeros.

@oceanelhimer

La influencer subió una fotografía en la que se la notaba a punto de sentarse en la sección más lujosa de un avión. Detrás de ella se veían los asientos que reclinan de verdad, las pantallas grandes y un poco de la comida de buena calidad que sirven en esta sección del avión.

@oceanelhimer

Lo que ocurrió después, fue algo que casi parece obra del karma: alguien vio su fotografía, la reconoció sentada con él en la sección de económica del avión, y le tomó una foto. En poco tiempo el retrato se viralizó, demostrando el juego que la influencer llevaba a cabo, cosa de fingir que viajaba de manera más lujosa de lo que realmente lo hacía. 

@oceanelhimer

Parecía que la historia terminaba ahí, pero la misma Oceane El himer decidió que no se quedaría de brazos cruzados.

@oceanelhimer

Subiendo un nuevo retrato en Instagram, Oceane, demostró que en su viaje de regreso, ella de verdad que iba en primera clase. Escribiendo un texto irónico, dedicado a quienes la criticaron por fingir en la foto anterior, Oceane se desquitó de quienes intentaron desenmascararla: 

“Esta vez prometo que he pagado”

–Oceane El himer por su Instagram

@oceanelhimer

La influencer tuvo la última palabra en este caso, pero historias así de seguro que seguirán apareciendo. Muchas personas han comentado sobre cómo la industria de los influencer, es una sustentada por muchísimos trucos detrás de cámaras y estrategias para mostrar una vida mucho más glamorosa de la que realmente se vive. Es algo inevitable de esta ocupación que inventamos, basada en gente “famosa por ser famosa”. 

 

Puede interesarte