Por Camilo Fernández
3 diciembre, 2020

Es irreconocible lo delgada que era y como hoy luce su cuerpo.

Iskra Lawrence es una de las pocas modelos que ha desafiado la industria de la belleza y ha hecho exactamente lo opuesto a los requerimientos o el sentido común que la moda preestablecida dicta. En vez de de adelgazar cada vez más, ella engordó. 

Con 27 años, la joven es una cotizada modelo “XL” o “plus size”, pero antes no era así. Ni tampoco tuvo que bajar de peso para salir en la revistas, sino que todo lo contrario. Hace 10 años era increíblemente flaca. 

Hoy, orgullosa de su cuerpo, se atrevió a mostrar un “antes y después” que pocos estarían orgullosos de comparar.

Both of these images are of me. The left is about 10years ago. And the right just under a month ago. I remember being proud of how skinny I looked during this shoot. And how now people call me fat when I’m just happy to be alive and grateful for this body I call my home. I used to seek approval from the fashion industry and tried to be “perfect”. I thought if I looked like “her” (an unrealistic beauty ideal), I’d be happy, successful and loved. All I found was failure (because you can’t change who you are) emptiness (because my time and energy was being used up trying to achieve something completely self absorbed and shallow sacrificing doing things I loved) and unhappiness (because no restrictive diet or abusive exercise feels good) I share my experiences with you all because if you are feeling like I did there is another way and those recovering from EDs you’re not alone. The best thing I ever did was focus on looking after myself and being the best me I could be. Seeing value in who I was. The impact I could have in the world and people around me. Trying to give, instead of focusing on myself, my image and needing approval from others. And accepting that I am meant to be here just like you, and we were all created to be imperfectly perfect. I started Investing time into self-care, doing things that made me happy. Listening to my body and mind and nourishing them both, without guilt. That is 10years all squished into a lil insta caption but it did take time but it was soooo damn worth it. Because of what I went through My dream has always been to get self-care (mental, emotional and physical wellness) education into schools. And I’ve started that, but I also wanted to create something for adults that still needed a safe space that’s judgement free to go on a positive journey of self love and that’s why I created @everyBODYwithiskra I don’t have all the answers and I’m not ever trying to change anyone or tell people to do this and that etc. But I felt the need to create this as I wish I could have had this when I was struggling and if I’m able to use that to help even one person even better. If you’re triggered by this post please contact @neda ❤️

A post shared by i s k r a (@iskra) on

Recuerdo estar orgullosa de lo delgada que lucía durante esta sesión de fotos. Y como ahora la gente me llama gorda cuando yo estoy feliz de estar viva y agradecida de este cuerpo al que llamo hogar. Solía buscar la aprobación de la industria de la moda e intentaba ser ‘perfecta’, comentó en la publicación de Instagram.

“Pensaba que si me parecía a ‘ella’ (un ideal de belleza irreal) sería feliz, exitosa y amada. Todo lo que encontré fue fracaso (porque no puedes cambiar quien eres), vacío (porque mi tiempo y energía se estaban agotando tratando de lograr algo completamente irreal) e infelicidad (porque ninguna dieta restrictiva o ejercicio abusivo se siente bien)”.

Instagram: @iskra

Luego, detalló en cómo empezó a aceptarse a sí misma e invertir tiempo en el autocuidado, escuchando su cuerpo y mente. Su objetivo con esto es compartir el mensaje de bienestar físico, mental y emocional con los demás que sufren desórdenes alimenticios. 

“Es verdaderamente horrible pensar en cómo me sentía pasando por eso, y ver las imágenes de cómo me veía no-saludable y, aún así, me decían que no era lo suficientemente flaca. Todavía me decían que no podía ser modelo. Todavía me decían que mis medidas eran demasiado grandes, relata en un video.

Instagram: @iskra

Ser delgada o esbelta no es lo mismo que ser saludable. No me puedes decir que tenía más salud cuando era más flaca, porque yo sé. Yo era esa persona. No estaba bien”.

También contó sobre el daño que le provocó los retoques digitales y el Photoshop. 

“Ni me daba cuenta que estaba dañando mi autoestima, porque esencialmente lo que estaba sucediendo es que tenía dismorfia corporal. Estaba teniendo pensamiento negativos sobre la propia imagen de mi cuerpo, un desorden alimenticio, y estaba recibiendo imágenes de sesiones y fotógrafos en donde no podía reconocerme.

Instagram: @iskra

“Literalmente, tenía familiares que no podían reconocerme”.

Con estas declaraciones, Iskra lo único que desea es expandir el mensaje de autocuidado y derribar los estereotipos impuestos sobre que ser delgados es ser sano o es más bello.

“El mundo necesita menos trolls, menos bullying y menos autodesprecio, y más autoaceptación y celebración de los demás. ¿Por qué no hacemos sentir bien a los demás?, es una de las reflexiones con las cuales nos quedamos de esta modelo.

Puede interesarte