Por Luis Aranguren
5 mayo, 2022

Cada vez que paseaba a sus perros, asegura que la observaban fijamente. Ahora ella y sus canes van a juego, no los puede ver nadie.

Durante muchos años las mujeres han estado luchando con el acoso, con la invasión a su privacidad y también por el derecho a sentirse seguras por la calle. Lamentablemente, en todas las sociedades no se ha avanzado lo suficiente como para entender que cada quien tiene su espacio y debemos simplemente respetarlo, generando incomodidad en otros.

Alguien que ha vivido esto durante algún tiempo es la joven Cori Berman, quien en cada ocasión que salía a pasear con sus perros, se sentía observada por sus vecinos y también obreros que estaban en la zona.

Kennedy News and Media

Ella salía para que sus perros hicieran ejercicio y lo menos que deseaba es ser observada por otros, así que tuvo que tomar una decisión algo extrema. Compró un traje de Tiranosaurio Rex inflable para disfrazarse y solo así se sintió lo suficientemente segura para caminar.

La joven de 24 años asegura que su experimento funcionó, pues una vez se empezó a colocar el traje, uno de sus vecinos cerró su puerta de golpe, algo decepcionado. 

Kennedy News and Media

Esta experiencia la compartió a través de TikTok y es que ahora no solo sale ella disfrazada, sino que también le compró a sus perritos unos trajes para ir iguales.

“Tenemos construcciones en ambos lados de nuestra casa y solo tenemos unos pocos vecinos que viven al otro lado de la calle. Los vecinos estarán mirando la construcción o a mí. Cada vez que salgo de mi casa, los trabajadores de la construcción me miran a mí y a mis perros, y los vecinos también me miran. No puedo salir de casa sin que alguien me mire, no sé por qué lo hacen, pero pensé, ‘si van a mirar, les voy a dar algo para mirar’. Trato de mantener la distancia con mis vecinos, pero a veces parece que son muy entrometidos y quieren saber qué está pasando conmigo y mi familia”.

–Cori Berman a través de TikTok–

Kennedy News and Media

Ahora, siente que puede salir segura y solo atrae miradas inocentes que quieren saludar al perro o al Tiranosaurio Rex gigante que los pasea.

Kennedy News and Media

Es increíble que esa haya sido la solución para ella, debería poder salir como quisiera sin sentir miradas obsesivas sobre ella.

Puede interesarte