Por Camilo Morales
15 octubre, 2020

Aira es una dibujante y youtuber de Malasia que, luego de esa traumática experiencia de matrimonio junto a su exesposo, crea contenido para promover la salud mental y ayudar a quienes estén en una relación tóxica.

Una curiosa publicación de una mujer malaya se hizo viral en Twitter. Se trata de una joven que se divorció de su esposo y sus amigas le organizaron una fiesta de té, para celebrar la separación. Esto generó una ola de comentarios y reacciones positivas, debido a la razón de su quiebre.

Aira, la joven profesora de 27 años, autora de la publicación, subió unas fotos junto a sus amigas, tomando té y comiendo bocadillos. En el tweet escribió: “El divorcio siempre se ve como algo malo. Pero no es malo cuando finalmente estás libre de abuso. Así que aquí estoy celebrando la libertad. Gracias chicas. Solo deseaba tener al mocoso aquí también“.

Twitter @airawr_

Según la información de World Of Buzz, Aira vivió un período de “iddah“, que corresponde a un lapso, impuesto por el Corán, en que la mujer debe esperar cuatro meses y diez días para volver a casarse con otro hombre luego de la muerte del esposo o el divorcio, que era el caso de Aira.

Superado el período de “iddah“, la mejor amiga de Aira tuvo la idea de organizarle una fiesta de té a la joven recién divorciada. Ese plan se lo contó a su terapeuta quién la apoyó. Según el especialista eso podría anular su trauma y convertirlo en un momento positivo, para superar el duro momento de un quiebre de relación.

Twitter @airawr_

Sobre la relación de Aira con su ex marido, la joven profesora explicó que el hombre había sido emocionalmente abusivo con ella. La joven sufría de un trastorno de ansiedad desde antes de la relación, pero que luego se fue acrecentando por las conductas agresivos del exesposo, quien tenía problemas de manejo de ira. Muchas de esas experiencias se fueron acumulando y Aira se las comunicaba a su terapeuta. La salud mental de la joven pendía de un hilo.

Tuve que volver a tomar la medicación e ir a terapia dos veces al mes debido a que me trataba. También me diagnosticaron trastorno bipolar tipo 2 en enero pasado”, acotó.

Twitter @airawr_

Mientras tanto, su exesposo le decía que no le contara a nadie sobre sus problemas de ira, por ese motivo Aira sentía miedo de contarle a alguien sobre los problemas que ocurrían en su casa. Temía que su esposo la agrediera como castigo. 

Un día los padres de Aira se dieron cuenta de los abusos y alejaron al hombre de ella. En ese lapso, el hombre le pidió el divorcio a Aira, porque ya no soportaba sus trastornos de ansiedad. Ahí fue cuando Aira sintió un alivio que nunca antes había sentido. Además, agregó que los padres la apoyaron en todo momento. “Mis padres me aseguraron que merecía que me trataran mejor y que no creen que el divorcio sea malo cuando estás en un matrimonio que casi te cuesta la vida”.

Aira y su familia/World Of Buzz

Su terapeuta la notó mucho mejor de salud, luego de casi dos meses de divorcio. Eso la llevó a dejar de tomar uno de sus medicamentos y a ir a terapia con menos frecuencia. “Algo que recibo mucho ahora es que la gente me dice ‘está bien, encontrarás a alguien mejor’. Pero creo que no necesito ni quiero a alguien mejor, porque eso me hará depender de los demás en lugar de amarme a mí misma”, dijo Aira a World Of Buzz. 

Ahora Aira, quien además de profesora es dibujante, se dedica a crear viñetas y videos en YouTube e Instagram para promover la salud mental y ayudar a quienes estén en una relación abusiva. 

Puede interesarte