Por Luis Aranguren
12 noviembre, 2021

Con su vestido de novia, corrió por la calle y pensó que si no fugaba en ese momento, sufriría para siempre.

Para muchas mujeres, el día de su boda es un momento especial, una ocasión en la que se unen con quien consideran será el hombre de sus vidas. Pero para otras es una tortura, pues son compromisos arreglados o simplemente su pareja no es lo que esperan, sino que puede estar llena de maldad.

Este último caso es el de Chandley Brelsford, una joven de 22  años que vive en California, Estados Unidos y tuvo que salir huyendo en el “día más feliz de su vida”.

Instagram / Chelsey Daniel

Cuando tenía 19 años, en 2019, ella pensaba que iba ser feliz junto al hombre con el que estaba, pero nada de eso iba a ser posible. Desde 2015 comenzaron a salir y aseguró sentirse enamorada, afortunada de estar con aquel “increíble y maravilloso hombre”.

Aunque se percataba que en ocasiones era algo desconsiderado, por ejemplo, tenía que estudiar en otra ciudad, pero él la obligaba a volver cada fin de semana para verlo.

Instagram / Chelsey Daniel

Se enojaba si no iba y es que además de trabajar, estudiar y tener que viajar siempre, ella tenía que ir de compras y preparar la comida según sus especificaciones. Pero eso no era lo peor, pues cuando no estaba con ella, le obligaba a explicarle con quién estaba en cada momento.

A finales de 2018, su enamorado le propuso matrimonio, para ella fue algo muy esperado y le encantó usar su anillo de compromiso.

Instagram / Chelsey Daniel

Pero los abusos continuaban y aquel compromiso comenzaba a sentirse mal, por ejemplo, veían a su familia casi todas las semanas y la suya solo algunas veces al año. Todo era tolerable hasta que una pelea se les fue de las manos y para ese momento no podía soportarlo más, pues habían sido 4 años de abusos sin cambio alguno.

Fue entonces que ya habiéndo probado el vestido y teniendo todo listo para su boda, decidió huir por la ventana de la casa donde vivía y se fue caminando.

Instagram / Chelsey Daniel

“Me había escapado de la casa por la ventana del segundo piso y me dirigía al puente Foresthill, donde habíamos tomado nuestras fotos de compromiso. Afortunadamente, mi padre y mi hermana me hablaron mal. Fue el día más aterrador de mi vida y no quiero volver a sentirme así nunca más”.

Chandley Brelsford dijo a Love What Matters

Huyó de su casa y dejó atrás una vida de abusos, por parte de un esposo que decía amarla pero la trataba como si ella no importara. Fue entonces que buscó a un fotógrafo y le pidió que le tomara las fotos con el vestido sola, como un símbolo de fortaleza, tras haberse salvado del maltrato dentro del matrimonio.

Instagram / Chelsey Daniel

Chandley Brelsford aún cree en el amor, pero sabe que de ahora en adelante no aceptará que nadie abuse de ella, porque conoció el amor más importante de todos, el propio.

Puede interesarte