Por Lucas Rodríguez
12 enero, 2021

Gui Yuna es una valiente mujer china de 35 años. A pesar de contar con una discapacidad que afecta cada aspecto de su vida, ella decidió entrenar con una sola misión: ser una de las mujeres más fuertes del mundo.

La mayoría de las personas suponemos que mientras más capacitados estemos para una tarea o competencia, mejor nos irá en ella. Más aun, antes de aceptar una tarea o cargo, es muy probable que revisemos tanto nuestras aptitudes, como nuestros deseos por realizarla.

AFP

El balance entre ambas es el que finalmente nos señalará si procederemos con esta misión o nos quedaremos al margen.

AFP

Como dijimos un poco antes, así es como opera la mayoría de las personas. Pero Gui Yuna no es como el común de las personas.

AFP

Gui es un atleta de 35 años, con experiencia en juegos olímpicos y toda clase de pruebas de fuerza y resistencia. Todo esto teniendo en cuenta que sufre de una discapacidad notorio y my debilitante: le falta una de sus piernas. 

AFP

Gui, quien tiene 35 años y compite por el equipo de China, partió su carrera en los juegos paraolímpicos, donde sacó muy buenos resultados en las competencias de salto alto.

AFP

Si sientes que algo no anda bien con esto, no te preocupes, no es un error.

AFP

Gui dedica su carrera a aceptar los desafíos para los que pareciera menos preparada. De ahí que una atleta con una sola pierna decida dedicarse a una competencia que requiere la propulsión desde ambas piernas.

AFP

Luego de ese buen comienzo, Gui decidió variar su carrera. Lanzándose al mundo del fisicoculturismo, la ex atleta paralímpica entrena a diario junto a un coach profesional. Realiza toda clase de ejercicios especiales para tonificar su cuerpo, todo con el fin de presentarse frente a los jueces, esperando que sus músculos y cuerpo resulten vencedores. 

Y así ocurrió la primera vez que compitió, en el 2004:

“Es posible que haya ganado el primer lugar no por mi profesionalismo o mis músculos, sino por mi confianza y valentía para pararme en el escenario y mostrarme a todos.”

–Gui Yuna para Hong Kong FP

AFP

Muy atrás de estos logros quedó el día en que un accidente con un camión le costó una de sus extremidades. Muchos auspiciadores optaron por pasar de ponerse de su lado, señalando, con no poca crueldad, que Gui no “calzaba con la imagen que estaban buscando”. Todo ellos se tuvieron que comer sus palabras cuando ella resultó la campeona de esa competencia, para la que tan poca fe le habían tenido. 

Una verdadera prueba de que el esfuerzo y la dedicación, todo pueden conseguirlo.

 

Puede interesarte