Por Lucas Rodríguez
15 septiembre, 2021

Ann Melbourne se llevó una sorpresa cuando no solo se encontró con un padre cariñosa y con el que se entendía de lo más bien, sino que también con una hermana que se convirtió en su confidente. La pena por no dar con su madre se vio de lo más compensada.

Cuando una persona es hijo o hija adoptiva de una pareja, por muy buena crianza que tenga lo más normal es que siempre quiera saber qué fue de sus padres biológicos. Tiene que ver un poco con conocer nuestros propios orígenes, así como con una herida difícil de sanar, relacionada a los motivos que llevaron a esos padres originales a rechazarnos en una primera instancia.

ITV

Algo así es la historia de Ann Melbourne, una mujer del Reino Unido que es la protagonista de un nuevo episodio de la serie TV’s Long Lost Family.

El programa de la televisión inglesa busca grabar los episodios en que distintas familias que por un motivo u otro se vieron fracturadas. Siguiendo a los miembros que están intentando reparar los problemas, las cámaras del programa se enfocan en los momentos emocionales, como el que vivió Ann al contar la historia de sus orígenes. 

ITV

La mujer contó a las cámaras que ella es adoptada. A pesar de ello, tuvo una infancia bastante feliz, pero siempre cargó con la curiosidad de contactar a esa familia con la que nunca llegó a compartir.

Fue así como en la búsqueda de su padre (un hombre de quien ella solo conocía su nombre de pila), terminó aumentando su familia no solo en un miembro, sino que en dos. Esto porque aunque ella no lo creyera, cerca del mismo tiempo en que ella empezó a hacer las averiguaciones para conocer a su padre, una media hermana de la que ella nunca había tenido noticias empezaba a hacer lo mismo. 

ITV

Ambas consiguieron dar con Leslie, su padre, un hombre de 72 años con principios de demencia. Por esto fue que el momento no pudo haber sido más adecuado.

Para el programa, Ann describió la enorme confusión que le inspiró la situación: 

“En realidad es mi hermana y habla de la familia como yo. Me siento muy cerca de ella. No puedo creerlo. Nunca pensé que alguien tuviera la misma historia que yo. Siento que ya hay una conexión.”

–Ann Melbourne en Long Lost Family de ITV

ITV

La coincidencia terminó por hacer a todos más felices. Ann y su nueva hermana Dawn, se prometieron mantenerse en contacto y recuperar todo el tiempo perdido. A sí mismo, ambas intentarán ser parte de la vida de Leslie, su padre, y atenderlo a medida que su condición mental vaya empeorando. 

ITV

Con unas hijas así de atentas, esos padres lamentaron no habérselas quedado.

 

 

Puede interesarte