Por Lucas Rodríguez
26 marzo, 2021

Vanessa Davis sufre de síndrome de Marfan, lo que significa que tiene una altura fuera de lo común. Aun así, ella hace lo imposible porque esto no sea un problema para su novio mucho más bajito.

A pesar de que todos tenemos algunos gestos y parámetros compartidos para medir el amor (regalos, cuidar del otro, o incluso esa suerte de obsesión por el otro que desarrollan las parejas nuevas), la verdad es que este puede manifestarse de maneras muy particulares en cada pareja. En algunos casos, aparece de maneras que al resto nos parecerían algo extrañas, o incluso, incómodas.

Unsplash – Imagen Referencial

Pero como dice el dicho, el amor es ciego, por lo que en muchos casos parte de sentir cariño por nuestra media naranja, es acomodarse a sus diferencias y lados que nos ocasionan algunos problemas.

Mercury Press

Así ha sido para Vanessa Davis y Daniel Brown, una pareja de Leeds, Inglaterra, que llamó la atención de los medios locales, debido a lo peculiares que son como pareja. Mientras que Daniel es un hombre que está un poco por debajo del promedio de altura de su país, ya que mide 1,75 metros, Vanessa está muy por encima del suyo, con 1,85 metros. Esto se debe a que nació afligida por el síndrome de Marfan, un desorden genético que implica que quien vive con él crecerá a alturas mucho mayores que la mayoría de las personas. 

Mercury Press

Puede que esto no suene tan malo, pero también va de la mano con músculos más débiles y tejido fibroso más vulnerable de lo normal. O en el caso de Vanessa y Daniel, una relación de pareja que llamó la atención del resto de las personas: 

“La gente me preguntaba qué hacía con él y me decía que me buscara un hombre y alguien más alto. Realmente ha golpeado su hombría y, en todo caso, es más hombre porque no deja que le moleste.

La gente cree que puede decir lo que quiera pero no ve por qué sería ofensivo. Era una tensión enorme en nuestra relación. Salíamos de compras por la noche en vez de por el día. Lo peor que dice la gente es que Dan debe tener mucho dinero, lo cual no entiendo. Siempre dicen que debe estar forrado. Podría no tener ni un centavo a su nombre y no me importaría”

–Vanessa Davis para Mercury Press

Mercury Press

Especialmente la frase de que van de compras de noches llamó la atención de todos. Es un gesto muy considerado de parte de ella hacer sus actividades diurnas, de una manera que no le hagan problemas a su pareja. Es una prueba de que el afecto que comparte esta pareja, es completamente real. 

 

Puede interesarte