Por Luis Aranguren
4 febrero, 2021

Su sueño siempre fue desposarse, pero no quería que le rompieran más el corazón. Supo que ella misma nunca se lo haría y tomó la decisión.

El amor es algo complicado y para todos no funciona de la misma manera, en ocasiones esperamos algo de nuestras parejas y no es lo que obtenemos. Lo importante es siempre intentar ser feliz, buscar esa conexión que nos complete así sea con nosotros mismos.

En esa última idea, quien tomó la decisión de amarse a sí mismo por toda la vida fue una joven llamada Meg Taylor Morrison.

Media Drum World

A sus 35 años decidió casarse con ella misma en Atlanta, Georgia, en una ceremonia íntima en compañía de su familia. Esto pasó tras una dura ruptura con su anterior novio, con quien lamentablemente terminó en junio del 2020 y desde ese momento se habían desvanecidos sus sueños de boda.

Esto por supuesto antes de conocer las ceremonias de auto-bodas, en las que podía darse el sí definitivo a ella misma.

Media Drum World

Fue entonces cuando comenzó a planear su propio día especial, en el que por supuesto no escatimó en gastos. Desde un gran pastel de bodas hasta un hermoso vestido estaba dentro de su presupuesto, acompañado por supuesto de un hermoso anillo que llevaría con orgullo.

Admitió a Media Drum World que no estaba del todo cómoda planeando una boda, sin embargo, era su turno de ser feliz.

Media Drum World

Temía también que muchas personas pensaran que era un acto narcisista para compensar la falta de un esposo. Pero su familia la apoyó, solo querían verla feliz y si eso lo logra con ella misma no había problema alguno.

La ceremonia fue algo muy privado, esto con la finalidad de cumplir con las regulaciones de prevención del COVID-19.

Media Drum World

Fue entonces cuando caminó por el altar, leyó sus votos y se colocó el anillo a sí misma para sellar el matrimonio besando su reflejo en un espejo. Un emotivo momento en el que se mostró lo mucho que se ama a sí misma y donde su familia aplaudió para acompañarla en su felicidad.

Por supuesto, tras la ceremonia hubo una fiesta en donde se bailó y se picó el pastel en compañía de los seres queridos que asistieron. Esto hizo que para ella esa boda fuese una experiencia positiva que le recuerda que siempre deberá colocar su salud y felicidad primero.

Media Drum World

Nos preguntamos si se consideraría infidelidad que luego consiga a otra pareja, aunque dejando de lado eso nos alegra saber que pudo encontrar lo que le faltaba en ella misma.

Puede interesarte