Por Camilo Fernández
29 noviembre, 2018

En los 90s todo querían ser flaca, ahora todas quieren tener grandes curvas.

Los estándares de belleza existen, que sean inventados y moldeados por quién sea es otra cosa. Lo bonito tampoco nunca ha sido único, sino que va evolucionando junto al tiempo y ni lo notamos, pero definitivamente hacen cambiar nuestra percepción de las cosas.

Cassey Ho, bloguera fitness, hizo un gran trabajo para reflejar cómo ha cambiado la “belleza” con el paso del tiempo y lo que se considera como ideal, según distinta décadas.

Instagram @blogilates

La conclusión es que lo único que han hecho estos estándares es confundirnos. Todo varía en vez de conformarnos por cómo somos. Un día el trasero grande es bien visto, al otro no. 

“Si tuviera el cuerpo ‘perfecto’ a lo largo de la historia, este es el aspecto que tendría”, publicó Ho.


2018

Instagram @blogilates

El cuerpo perfecto son las caderas chicas y el trasero grande, a lo Kim Kardashian, podríamos decir. La cirugía estética ha hecho lo suyo.


Mediados de los 90s y los 2000

Instagram @blogilates

Pechos grandes, barriga plana y muslos voluptuosos. Por ese tiempo la cirugía estética se concentraba en aumentar el tamaño del busto y parecer a las modelos de Victoria’s Secret.


1990s

Instagram @blogilates

Si creciste por esto años, lo sabes. La presión máxima era ser flaca y esbelta a toda costa, con huesos marcados hasta lo poco saludable.


1950s

Instagram @blogilates

En este periodo lo bello era la forma como un “reloj de arena”, tomando como musas a Elizabeth Taylor y Marilyn Monroe. Lo voluptuoso era sinónimo de sensual.


1920

Instagram @blogilates

Apariencia juvenil con pechos pequeños y sin curvas. Se ocultaban las curvas y se busca una figura lo más rectangular posible.


1400 -1700

Instagram @blogilates

Aquí la moda era el estómago abultado, con grandes caderas y un gran busto. Estar regordete era significado de riqueza y estatus.

 

 

Puede interesarte