Por Florencia Lara
12 mayo, 2022

Cuando Eliana Ortega abandonó Ecuador para encontrar una oportunidad laboral en Norteamérica, jamás imaginó que extraer piojos y liendres de cabezas le traería riqueza a su vida.

A pesar de que muchas personas solo desean trabajar y hacer dinero para subsistir, a veces no tienen la oportunidad de encontrar un empleo que realmente les permita soportar el costo de la vida. Tal fue el caso de Eliana Ortega, una madre soltera que al no encontrar la forma de tener un buen pasar, decidió mudarse de Latinoamérica para probar suerte en Estados Unidos.

Instagram: @visuallectores

Eliana Ortega, como muchas madres que no cuentan con el apoyo económico paterno, se dedicaba todos los días a juntar centavo por centavo para darle a su hija una calidad de vida digna. Pero, la joven proveniente de Ecuador, cada vez fue decepcionándose más de la nula oportunidad de trabajo que le daba su país, por lo que decidió mudarse a Estados Unidos.

Una vez allí, Eliana llegó a la ciudad de Nueva York. Comenzó a probar todo tipo de trabajos, desde mesera, hasta cajera. Pero, por no saber hablar inglés, ningún empleo le daba el dinero que ella necesitaba para mantener a su pequeña.

“Cuando llegué aquí, me estrellé. Pensé que habían más oportunidades y, al no saber hablar inglés y no tener conexiones, le entré a todo: Fui cajera, mesera, limpiar baños, limpiar casas ,oficinas, repartir pizzas, repartir volantes para pequeños negocios y no me alcanzaba el dinero”.

Eliana Ortega a Visual Lectores.

Instagram: @visuallectores

Cansada ya de no poder reunir más dinero, Eliana estaba a punto de darse por vencida hasta que una amiga la salvó. Ella le comentó a la joven madre que una empresa famosa de la ciudad buscaba personal para sacar piojos de la cabeza. Ortega se mostró dubitativa, hasta que aceptó.

Rápidamente pasó todas las pruebas de la empresa y el empleo fue suyo. En un comienzo, solo iba a la casa de las familias más adineradas de Nueva York a sacar liendres y piojos de sus cabezas. Pero, con el tiempo fue ganando tanta experiencia que decidió estudiar sobre el tema y crear su propio negocio.

“Ahí descubrí que esto realmente es un imperio. Es una mina de oro. Es como le digo a mis estudiantes, ustedes no saben lo que tienen en sus manos, la industria de la pediculosis humana no está explotada como se debería”.

Eliana Ortega a Visual Lectores.

Instagram: @visuallectores

La pediculosis, el estudio sobre liendres y piojos en humanos, es según Ortega, algo sumamente necesario en el mundo entero. “Tú y yo, hasta el presidente de los Estados Unidos puede contagiarse piojos”, dijo a Visual Lectores.

Instagram: @visuallectores

Hoy, Eliana cobra entre 800 a 1.000 dólares por trabajo de extracción de piojos. Además, no solo lo hace para las familias ricas de Nueva York y Los Hamptons, sino que también consiguió convenios con escuelas de la cuidad. Una mina de oro, como la misma mujer lo dijo.

Puede interesarte