Por Camilo Morales
17 noviembre, 2020

Debido a la pandemia de coronavirus las madres con sus recién nacidos y embarazadas dejaron de asistir a los centros rurales de cuidado. Así que Relu Vasave, una cuidadora de 27 años, le pidió prestado un bote a un pescador y fue a hacer los chequeos personalmente a cada pueblo.

El Narmada es un río que cruza la India y se caracteriza por su anchura y potencia del agua. No cualquiera podría cruzarlo en un pequeño bote, pero Relu Vasave, de 27 años, lo hace cinco días a la semana para poder visitar mujeres embarazadas y niños a quienes asiste en sus comidas y chequeos.

La joven Vasave es una trabajadora anganwadi, una persona que trabaja en un centro de cuidado rural para niños y embarazadas que fueron establecidos por el gobierno de la India para combatir el hambre y la desnutrición.

Pixabay

Tras la pandemia de COVID-19 en el mundo Times Of India cuenta que las personas dejaron de visitar el anganwadi de Vasave por miedo a contagiarse con el virus. Además, quienes visitaban los centros de cuidado rural debían hacerlo en barco, debido a que no hay acceso a carreteras. 

Pero eso no impidió que Vasave pidiera prestado una pequeña embarcación a un pescador local y se lanzara al río para viajar a las localidades de Aligat y Dadar para no dejar de chequear a los 25 niños recién nacidos y desnutridos, y a las siete embarazadas.

Times Of India

La joven, que es madre de dos niños pequeños, navega 18 kilómetros desde su aldea remota llamada Chimalkhadi los cinco días de la semana para así controlar a las tribus. Dentro de los chequeos médicos, Vasave debe controlar el peso de los pacientes, vigilar la salud y alimentación de los recién nacidos, niños menores de seis años y mujeres embarazadas. Además, les entrega suplementos nutricionales que son proporcionados por el gobierno de la India.

Times Of India

No es fácil remar todos los días Me duelen las manos cuando vuelvo a casa por la noche. Pero eso no me preocupa. Es importante que los bebés y las mujeres embarazadas coman alimentos nutritivos. Visitaré estas aldeas hasta que las cosas mejoren frente al COVID-19“, dijo Vasave a Times Of India.

La historia de sacrificio y entrega de esta mujer llegó hasta la oficina del primer ministro Uddhav Thackeray, por lo que el director ejecutivo adicional del parishad de Nandurbar, Shekhar Raundal, viajará pronto hasta su aldea.

Puede interesarte