Por Luis Aranguren
11 mayo, 2022

Tras una mastectomía y muchas hormonas masculinas, descubrió que ser hombre no era lo suyo. Por suerte, no operó sus órganos reproductores.

La identidad y el género son temas que se discuten mucho hoy en día, muchas personas se encuentran en el descubrimiento constantes de “quiénes son”. Ese fue el caso de Alia Ismail, una joven de 27 años que pasó por dos procesos, uno de ida y otro en reversa para encontrar su verdadera identidad.

Ella nació como mujer, pero a los 18 años de edad sentía que no estaba cómoda con su cuerpo y después de usar pronombres masculinos por dos años, inició la transición a hombre.

Instagram / aliaxismail

Lo primero fueron las hormonas, aumentó su testosterona y cambió su look por uno estereotípicamente de varón para luego a los 20 años realizarse una operación. Fue entonces cuando decidió realizarse una mastectomía, con la que se haría un hombre completo, para luego cambiarse su nombre legalmente en 2015.

Pero en 2021 algo cambió, dejó de tomar las hormonas masculinas y en esta ocasión se sintió mal dentro del cuerpo de un hombre por lo que volvió a ser mujer. Para muchos sonará raro que alguien pueda cambiar tan fácilmente entre géneros, pero para ella era la búsqueda de su identidad real.

Instagram / aliaxismail

“Cuando salí del armario por primera vez como gay, fue bastante fácil con mi familia. En cuanto a la transición, mis abuelos fueron muy comprensivos pero carecían de comprensión, y mi madre llegó a comprender mejor mis sentimientos a medida que avanzaba mi transición. Mi familia era neutral en sus sentimientos. Sabían que yo era lo suficientemente fuerte como para volver a atravesar este viaje desconocido y estaban orgullosos de mí por ser fiel a mí mismo”.

–Alia Ismail contó a Caters News–

Instagram / aliaxismail

Pero ahora vive con el sexo con el que nació, sabe lo que se siente ser hombre y prefirió ser mujer, no toma hormonas y se realiza depilación láser. Si bien hay cambios biológicos que no puede revertir, como la mastectomía, se ocupa de lo que puede hacer para controlar sus niveles de estrógeno, por ejemplo.

Instagram / aliaxismail

Sabe que en cualquier momento todo puede volver a cambiar, pero no le importa, por ahora vive tranquila como Alia, una mujer que alguna vez supo lo que viven los hombres.

Puede interesarte