Por Camilo Morales
30 abril, 2021

Siempre se ha creído que las dentaduras postizas son para gente mayor, pero no siempre es así. “Vamos a mostrarles a todos lo guapo y sexys que nos vemos con o sin dentadura”, escribió Alicia.

Se dice muchas veces que en las redes sociales no vemos a las personas en su faceta real, y que todo se basa en personajes y superficialidades. Sin embargo, con el pasar de los años se ha vuelto tendencia desde los influencers el poder mostrar partes de su vida secretas o íntimas a sus seguidores, generando así una mayor conexión y cercanía con los usuarios.

Esa cercanía es algo que pueden usar a su favor para que así su contenido tenga mayor impacto y adhesión. Es por eso que muchas veces estos influencers tienden a crear “trends” o “desafíos” en los que muestran una parte desconocida de ellos con el objetivo que sus seguidores puedan hacer lo mismo y se sientan más acompañados. 

Eso fue lo que hizo una joven llamada Alicia en su TikTok, quien sacó a la luz un tema del cual quizás no se habla mucho: gente joven que usa dentaduras postizas.

Tanto en la cultura popular como en la televisión, las dentaduras postizas siempre han sido vinculadas a personas que debido a su avanzada edad han perdido los dientes, como ancianos o ancianas. Pero poco se sabe sobre gente joven que no tiene piezas dentales por diferentes razones, por lo que deben usarlas ya sea por comodidad o por un motivo estético.

Esta influencer, que cuenta con más de 300 mil seguidores y millones de reproducciones en sus videos, comenzó a romper el estigma de llevar dentaduras postizas a través de videos exponiendo su situación y mostrándose sin la prótesis. Además, ha hecho publicaciones explicativas de cómo ponerlas y sacarlas. 

De esta forma creó un video que se hizo viral en el cual motivaba a sus seguidores a mostrarse con y sin la prótesis dental. “Vamos a mostrarles a todos lo guapo y sexys que nos vemos con o sin dentadura“.

Según información de BuzzFeed, Alicia contó que durante su embarazo sus dientes se fueron deteriorando rápidamente y que con una semana de diferencia tuvo grietas en dos dientes que le llegaron hasta las encías.

Recuerdo estar acostada en mi jardín sintiendo que mi vida había terminado. Nunca sería respetada. Nunca sería bonita. Mi esposo podría dejarme. Se casó conmigo con dientes perfectos y en un año ya me faltaban dientes“, detalló la joven. 

Según Dental Care, durante el embarazo existen más posibilidades de contraer gingivitis, que produce inflamación, dolor en las encías y caries, esto debido al aumento de la progesterona. Es por eso que tras dos embarazos más, Alicia tuvo que recurrir a una dentadura postiza por su deterioro dental que ya era irreversible.

Alicia sintió miedo por la cirugía, pero supo que era lo mejor que podía hacer. “No tenemos que odiarnos a nosotros mismos por necesitar dentaduras postizas, no importa cuál sea la razón. No hay razón para sentir vergüenza por arreglar algo sobre usted mismo que mejorará la calidad de su vida“, cerró. 

Puede interesarte