Por Lucas Rodríguez
27 mayo, 2021

Gemma Leighton, la madre de la chica, ocupó las redes sociales para defender a su hija. Todos consideraron que la profesora estaba equivocada: la niña tiene real talento.

Parte de lo que hace a los niños ser personas diferentes a nosotros, pero aun así maravillosas, es su capacidad para simplemente hacer algo por solo el placer de hacerlo. Los adultos perdemos eso: tendemos a pensar en todo lo que hacemos en términos de su ayuda a nuestra carrera, o si acaso nos está sirviendo de otra manera para conseguir algo que necesitamos. Los chicos pueden simplemente tomar unos crayones y ponerse a rayar sobre un papel en blanco. 

@EdiesArt

Por esto es que siempre va a ser terrible cuando un adulto intenta cooptar la capacidad de un chico para sorprenderse.

@EdiesArt

Esto fue lo que le ocurrió a Gemma Leighton, madre de la pequeña Edie, de 6 años. Una tarde su hija llegó a casa algo triste: una de las pinturas que había realizado en su clase de arte había sido desestimada por la profesora. Gemma repitió la historia en su Twitter:

“¡¿Su profesor de arte le dijo que lo había hecho mal?! ¡El arte no se puede hacer mal! Estaba muy enfadada porque el arte es su actividad favorita”

–Gemma Leighton por Twitter

@EdiesArt

El asunto ocurrió luego de que la pequeña Edie decidiera hacer una pintura a su manera. Cualquier persona con el más mínimo ojo para la estética podría decir que la pintura de la niña estaba muy bien, pero lo importante en este caso no eran los criterios “adultos”, sino que el hecho de que la pequeña gozaba de lo lindo con la clase de arte.

@EdiesArt

Cabe mencionar que arte es la clase preferida de la niña, a pesar de que tiene encuentros con su estricta profesora.

Para esto fue que Gemma se lanzó a las redes sociales, buscando el apoyo para su hija que la profesora de arte no quiso darle. En poco tiempo había recibido más de mil respuestas, muchas de ellas subrayando lo bonitas que eran las pinturas de la pequeña Edie. 

@EdiesArt

Incluso artistas profesionales opinaron, señalando que la niña tenía un talento en ciernes.

La madre decidió que lo mejor que podría hacer era abrir una cuenta de Twitter dedicada exclusivamente a las pinturas de su hija, la que ya cuenta con más de 2 mil seguidores. Lo más destacado de las fotos que suben no es tanto las pinturas de la pequeña niña, sino que lo feliz que se ve siempre junto a ellas. 

 

 

 

Puede interesarte