Por Antonio Rosselot
25 marzo, 2021

La pequeña Ellie quería estar con sus padres fuese como fuese: se encargó de llamar la atención de todo el evento mientras los novios intercambiaban sus votos. Su berrinche fue efectivo y, a juzgar por las fotos, bastante emotivo también.

Ah, la descendencia… esa misión que varios y varias tienen en sus vidas. Para muchos la vida no está completa sin hijos y todo lo que conllevan, pero imaginamos que tienen que tragarse sus palabras cuando el pequeño o pequeña se pone más mañoso que de costumbre y jura destruir todo a su paso.

Sabemos cómo son los berrinches de los pequeños: basta que algo no les acomode o no les parezca para dar lugar a gritos, llantos, patadas y desolación, estén donde estén y sea cual sea el contexto. Obviamente adoramos a nuestros hijos y así será siempre, pero en esos momentos lo único que queremos es que se queden en silencio para que el resto de los presentes deje de mirar.

En este caso, el berrinche de una pequeña fue en un contexto bastante comprometedor: la boda de sus padres. La novia Sara Wickman (EE.UU) compartió el registro de la ceremonia —de 2019— en sus redes sociales, justo en el minuto en que su hija Ellie, de casi dos años de edad en ese entonces, se echa dramáticamente en el suelo boca abajo, justo en el momento en que la pareja de novios leía sus votos.

Ellie está totalmente boca abajo, procurando llamar la atención de sus padres que, evidentemente, estaban con la cabeza en otra parte. En un minuto, la pequeña levanta la cabeza para ver si alguien la estaba mirando, mientras sus padres la miraban de vuelta muertos de la risa al igual que el resto de la gente.

Luego, Sara se resigna y, con la ternura que le causa un hijo a una madre, la levantó del suelo y prosiguió la ceremonia con la pequeña en brazos, quien obviamente ya se había calmado. Ellie está enredada en los brazos de su madre y aprovechando todo el cariño de ella, lo que hizo el momento aún más emotivo.

“Historia real: nuestra hija hizo un berrinche durante nuestra boda. Pero no lo cambiaríamos por nada del mundo”, comentó Sara en la publicación de ambos videos de su boda. En el segundo, de hecho, Sara dejó caer por accidente el anillo de su marido al suelo ya que, con Ellie en brazos, se le hacía difícil manipularlo. Afortunadamente nada pasó a mayores.

De acuerdo a lo reportado por Daily Mail, luego de la boda, Sara y su marido tuvieron a otro hijo, llamado Graysen. Esperamos que su hermanita mayor lo haya recibido con cariño y lo quiera, porque ya estamos temiendo alguno de sus berrinches por culpa de los celos…

Puede interesarte