Por Luis Aranguren
13 octubre, 2020

Por suerte no se quitó todo el cabello, además sus padres no tendrán que esforzarse en escoger un disfraz para Halloween.

La infancia es una de las mejores etapas de la vida, no debemos preocuparnos por nada más que por jugar y ser felices. Aunque en ocasiones hay quienes van un poco más allá, juegan con las cosas de adultos y por supuesto que no todo termina tan bien.

Ese es el caso de Maisie Saward, una tierna niña que suele ser bastante inquieta y no teme a investigar en lugares que le parecen extraños dentro de su casa.

Kennedy News and Media

Lamentablemente su hermano mayor dejó la puerta de bebés abierta por accidente y Maisie no lo pensó dos veces para ir al baño. Fue así como entró y agarró lo primero que encontró, un envase de crema depilatoria que no dudo en untarlo en su cabeza.

Su papá al verla corrió a lavarle la cabeza, pero ya había hecho efecto la crema y solo quedó un gran pedazo de calvicie en la pequeña. Por su pelo rojizo y lo que ahora se transformó en una gran frente, terminó pareciendo al personaje de terror, Pennywise.

Kennedy News and Media

Trajo a la vida a un personaje de película, el duro payaso de IT, algo que sus padres probablemente aprovecharán para Halloween.

Warner Bros. Pictures

Tal vez querían disfrazarla de princesa, pero al parecer ella ha escogido por accidente lo que deseaba llevar. Su madre aseguró estar conmocionada al ver que media cabeza no tenía cabello, pero una vez se calmó, logró verle el lado divertido.

“Llamé a Luke y me dijo: ‘A Maisie no le queda ningún fleco’, pero el teléfono se averió, así que pensé que se había hecho algo con unas tijeras. Cuando llegué a casa estaba en estado de shock, ella vino y me abrazó y lloré durante una hora porque amaba absolutamente su flequillo”.

–Kirsty Saward, madre de Maisie  le contó a Kennedy News and Media

Por suerte la bebé se lo tomó con total tranquilidad desde el inicio, es probable que si Stephen King intenta hacer alguna versión infantil de IT, Maisie participaría. Por ahora sigue disfrutando de su calva, esperando quizás el Halloween para sacarle el máximo provecho.

Kennedy News and Media

Es probable que nadie nunca más deje ninguna puerta abierta, no querrán accidentes capilares que lamentar luego. ¡Qué bueno que a esa edad no existan los juicios por cómo te ves!, no me imagino saliendo a la calle con mi edad y el cabello así.

Kennedy News and Media

Eso nos deja un gran aprendizaje, a disfrutar el momento y sin importar el accidente, solo dejar que todo se solucione solo.

Puede interesarte