Por Lucas Rodríguez
14 octubre, 2020

Shilpa creyó que donar su sedosa melena a caridad sería lo más satisfactorio que ha hecho. Inspirar a su hija a hacer lo mismo fue la verdadera satisfacción.

A medida que avanzamos en nuestras vidas, comenzamos desarrollar nuestros gustos y prioridades. Vamos dejando de lado las cosas que no nos parecen tan importantes, así como dejando espacio y dando más atención a las que nos hacen sentir correctos, vistos y felices. Esto es un proceso normal, que corresponde al desarrollo de cualquier adulto normal y exitoso, pero también puede llevarnos al punto de perder de vista las cosas que pueden darnos otra clase de satisfacciones. Una de las más comunes, que nunca dejarán de satisfacer tanto a quienes las llevan a cabo, como quienes se benefician de ellas, es la caridad; especialmente, cuando se realiza a gente que no conoces. 

Shilpa Arya

La historia de Shilpa Arya, una mujer de la India que se mudó a vivir a los Estados Unidos, nos demuestra una historia de aprendizaje y sabiduría, que terminó por darle una bella lección a sus propios seres queridos. Debido a su genética y familia, Shilpa siempre ha gozado de un cabello sedoso, grueso y lacio, que se deja crecer con libertad y que es uno de sus principales orgullos.

Shilpa Arya

Pero cuando se enteró que había una fundación que buscaba donaciones de cabello con los que confeccionar pelucas que luego regalan a niños que sufren de caída del cabello debido a los efectos del tratamiento contra el cáncer, Shilpa sintió que sus prioridades estaban comenzado a cambiar.

Shilpa Arya

Yendo a su peluquero más cercano, Shilpa les encargó que cortaran casi toda su bella y larga cabellera. Por un momento la creyeron loca, pero cuando les explicó su propósito, todos entendieron que la motivaba una fuerza que iba mucho más allá de su propia estética. 

Shilpa Arya

Una vez llegó a casa, su pequeña hija de 12 años quiso saber por qué se había cortado ese cabello que tanto le gustaba. Al oír la explicación de su madre, ocurrió algo inesperado: la pequeña quiso hacer lo mismo.

Shilpa Arya

Dotada de una cabellera similarmente bella a la de su madre, la niña no perdió el tiempo en convertirla en una donación para quienes más la necesitaran. Ella decía que su cabello volvería a crecer: de hecho, que debido a su buena genética, no pasaría demasiado tiempo antes de que volviera a acumular una melena sana y brillante. Cuando eso ocurriera, no perdería el tiempo para volver a donarla a una mejor causa: 

“Mi hija donó su cabello por la primera vez, pero estoy segura que no será la última. Ahora que la veo, me recuerda a cuando yo tenía ocho: es alguien tanto más valiente de lo que lo era yo. Lo más impresionante es que apenas terminó de cortarse el cabello, no se demoró en decir que quería volver a hacerlo”

–Shilpa Arya para Love What Matters–

Qué mejor enseñanza que dejarle a nuestros hijos que la caridad.

 

Puede interesarte